Rafael Aceves
Agencia Reforma

CDMX.- Durante el año pasado, el robo de tractocamiones asegurados creció 51 por ciento respecto al 2015, de acuerdo con las estadísticas de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).
En el 2015, la delincuencia se apropió de 6 mil 658 tractocamiones, al año siguiente de 8 mil 383 y en 2017 de 10 mil 64.
Del total del año pasado, 2 mil 102 fueron de la marca Kenworth, es decir, la delincuencia robó 1.6 de cada 100 tractocamiones asegurados fabricados por esta empresa.
Los segundos tractocamiones más robados son los semirremolques en su modelo Plataforma alta, ya que se hurtaron 390 unidades en el 2017, es decir 1.5 unidades por cada 100 vehículos asegurados de esta marca. En 2015 se robaron 198 y en el 2016 fueron 350.
“Son incrementos que no se habían visto en mucho tiempo. Hace tres años hablábamos de 4 mil unidades de equipo pesado robado y hoy estamos hablando de más de 10 mil, es preocupante”, sostuvo en entrevista Carlos Jiménez, director de Autos de la AMIS.
“Los tractocamiones son utilizados para venderse por partes. Antes se robaban la mercancía y vendían el camión, ahora se roban la mercancía, el camión y lo venden por partes; entonces se genera una oferta-demanda de autopartes de procedencia ilícita. Es un problema serio que está afectando el patrimonio de las empresas y personas”.
Explicó que generalmente el robo de tractocamiones sucede en las carreteras, cuando un grupo de automóviles u otros tractocamiones impiden el paso.
La AMIS aún no tiene el incremento promedio de las pólizas de tractocamiones derivado de más siniestros por robos.
Sostuvo que cada compañía revisa sus estadísticas, registra su perfil de riesgos y con base en esa información determina el costo de las pólizas.
Respecto al robo de motocicletas en el 2017, se hurtaron 7 mil 512, mientras que en el 2016 fueron 4 mil 827 y en el 2015, 4 mil 27.