La Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA) acordó ayer esperar hasta la aprobación de la Ley de Movilidad por parte del Congreso del Estado para tomar decisiones a fondo sobre los cambios que acontecerán dentro de esta organización de concesionarios.

Luego de una asamblea convocada a su propio gremio, Manuel de la Cruz, vocero de ATUSA, señaló que a los 350 empresarios que cuentan con 700 concesiones de transporte público urbano se les informó de los posibles cambios que se avecinan en esta materia y que les exigirán instrumentar acciones para mejorar el servicio.

Aclaró que hasta ahora este sector no tiene nada real en concreto de cómo se presentarán los cambios, pero lo que se sabe es que se propiciará una nueva forma de agruparse como empresas y también de trabajar.

Hasta el momento en que se conozca a detalle del proyecto de modernización y de movilidad en Aguascalientes, dijo, se podrá determinar si hará falta o no la compra de mayores unidades, “lo único que se sabe es que se habla de una forma de cambio de trabajo, de estructura y de agrupamientos”.

El vocero de la ATUSA señaló que de las 700 concesiones, alrededor de quinientas han sido modernizadas con unidades nuevas, cuyos camiones se han adquirido con los financiamientos conseguidos por los propios empresarios, ya que Nacional Financiera no ha apoyado con financiamiento, sólo como aval.

“Hasta que no salga la Ley de Movilidad del Congreso del Estado, la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes se mantendrá en la incertidumbre sobre los cambios; aunque se han realizado encuentros con las autoridades competentes y los propios legisladores, todavía falta por conocer si tomarán en cuenta las opiniones de los propios concesionarios”.

En su momento, la ATUSA hizo referencia a las autoridades sobre aspectos incongruentes en la futura legislación, pero habrá que esperar para conocerla y evaluar si se subsanaron diversos aspectos inviables.

Por último, señaló que el consumo elevado de diesel no permite avanzar con mayor rapidez en la solución de las deudas pendientes entre los concesionarios de camiones urbanos en Aguascalientes.