Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Los asesinos del paramédico de la Cruz Roja y los tres policías estatales en Taxco podrían ser integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, informaron autoridades estatales.
El Gobernador Héctor Astudillo dijo que estos delincuentes, que también habrían dado muerte a dos sacerdotes en este año, pertenecen a un grupo delictivo, pero omitió dar el nombre de la organización.
El mandatario aseguró que existen indicios de que en febrero de este años los integrantes de esta banda de criminales mataron a los sacerdotes Germán Muñiz e Iván Añorve e hirieron a cuatro más cuando salían de un baile en la comunidad de Juliantla, del municipio de Taxco de Alarcón.
Astudillo afirmó que los que mataron “de manera cruel” al voluntario de la Cruz Roja, Alejandro García y a los tres agentes estatales en la comunidad de San Juan Tenería, el pasado domingo forman parte de un grupo que es encabezado por dos individuos a quienes se les conoce como “El Pelón” y “El Fierro”, ambos son muy jóvenes.
Estos dos individuos forman parte de un grupo de la delincuencia organizada y que ya tiene varias órdenes de aprehensión por diversos delitos, entre ellos el del asesinato de los dos curas.
Astudillo pidió la colaboración de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) en este asunto.
“Yo creo que se tiene que realizar un operativo conjunto para detener a estas personas que operan en las inmediaciones de Taxco”, sostuvo.
Según los reportes de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, los responsables del ataque del pasado domingo era un grupo de 20 hombres que vestían ropa tipo militar y que llegaron en cinco vehículos, y estarían ligados a la banda de Guerreros Unidos.
Ayer, el grupo de voluntarios de la Cruz Roja local acordaron no participar en el desfile cívico militar por la gesta de la Revolución Mexicana en protesta por el asesinato de su compañero.
Sin embargo, a los paramédicos sí se les vio en distintos puntos del desfile para auxiliar a la gente.
Tras los hechos de violencia que se han registrado en las últimas semanas en distintos municipios de Guerrero, el Gobernador ha recibido fuertes críticas por los usuarios de las redes sociales quienes piden su inmediata renuncia.
Tras presidir la ceremonia oficial de la conmemoración de la Revolución Mexicana, Astudillo se trasladó ayer a la Ciudad de México para sostener una reunión con autoridades de la SEIDO y PGR para solicitarles su apoyo en la investigación y aprehensión de los asesinos del paramédico y los tres policías estatales en Taxco.
En tanto, en la sesión del Congreso local se guardó un minuto de silencio en señal de luto por el socorrista asesinado y los tres agentes.
El minuto de silencio lo propuso el diputado local del PRI, Omar Jalil Flores quien fue Alcalde de Taxco en el periodo de 2015 a 2018.