José de Jesús López de Lara

A punta de pistola, delincuentes tomaron por asalto el Seminario Diocesano de Aguascalientes y tras amagar al encargado de la administración, lo despojaron de casi un millón de pesos en efectivo.
El dinero había sido recolectado en el mes de febrero pasado, producto de la colecta anual que se lleva a cabo en el marco del “Mes del Seminario”.
Tras obtener el botín que iba a ser depositado en una institución bancaria, los delincuentes escaparon en una camioneta Nissan pick up, color blanco, propiedad de la Secretaría de Finanzas del Estado, que posteriormente dejaron abandonada a pocas calles de donde ocurrió el robo.
La camioneta había sido robada apenas el sábado pasado.
Los violentos hechos se registraron el lunes aproximadamente a las 12:30 del día, en el Seminario Diocesano de Aguascalientes, que se ubica en la avenida Prolongación Olivos y esquina con avenida Paseo de la Cruz, en el fraccionamiento Jardines de la Cruz.
Los hampones aprovecharon que el portón de acceso principal estaba abierto, para poder ingresar hasta el área de estacionamiento en una camioneta Nissan pick up, color blanco, con placas de circulación AE-52951 de Aguascalientes, propiedad de la Secretaría de Finanzas del Estado.
Fueron tres los asaltantes los que iban en la camioneta, aunque sólo dos bajaron de ella y se dirigieron a la oficina administrativa.
Uno de los asaltantes que fue señalado como de complexión robusta, con barba, cabello chino, que vestía una chamarra en color negro y lentes oscuros, iba armado con una pistola tipo escuadra.
En ese lugar amagaron al administrador y lo despojaron de una bolsa que contenía casi un millón de pesos en efectivo, producto de la colecta anual del Seminario Diocesano.
Ya con el botín en su poder, los dos asaltantes salieron rápidamente de la oficina y se dirigieron hacia donde estaba su cómplice a bordo de la camioneta, para escapar por la avenida Prolongación Olivos en dirección al fraccionamiento Jesús Terán.
Tras reportarse el asalto al servicio de Emergencia 911, de inmediato se implementó un impresionante despliegue por la zona, en el que participaron patrullas de la Policía Estatal, Policía Ministerial del Estado y de la Policía Preventiva de Aguascalientes.
Minutos más tarde, policías preventivos encontraron la camioneta abandonada en la calle Ignacio Manuel Altamirano, en el fraccionamiento Jesús Terán, hasta donde llegó personal de Servicios Periciales para proceder a su aseguramiento.
Posteriormente, agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PME establecieron que dicha camioneta  era propiedad de Gobierno del Estado y asignada a la Secretaría de Finanzas y contaba con reporte de robo vigente.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al Seminario Diocesano los agentes del Grupo Antiasaltos de la PME.
Se estableció que el dinero robado, era producto de la colecta anual que se realiza en el mes de febrero, durante el “Mes del Seminario”, e iba a ser utilizado para los gastos del mismo Seminario Diocesano.
Asimismo, se indicó que el dinero iba a ser depositado este lunes, por lo que se investiga si alguna persona conocía los movimientos en el interior del Seminario y fue la que planeó el atraco.
De igual forma, personal de Servicios Periciales ya analizaban las cámaras de seguridad con las que cuenta el Seminario Diocesano, para tratar de identificar a los asaltantes.