En buen embrollo se encuentra el INEGI, ya que al parecer se detectaron anomalías en el convenio con Novutek y también se encontraron irregularidades en la licitación. Ello ha frenado la recontratación de algunos empleados de Informática.
Los afectados le reprochan al director actual de Informática del INEGI, Juan Alfonso Mireles Belmonte, el impulso que da a las outsourcing, bajo el argumento de éste, de que en el IMSS fueron exitosas las que promovió.
Quiere hacer lo mismo en la dependencia federal de las estadísticas, asegurando a los empleados que les va mejor con una outsourcing, que trabajando directamente con la institución, lo que no convence al personal.
Quienes se presentaron en esta Redacción, relataron que al principio del año se especulaba que la recontratación de personal despedido, sería a través de la UAA, situación que les daba tranquilidad por tratarse de una Universidad local. Sin embargo, en la segunda quincena de julio, todos se llevaron la sorpresa de que el Instituto Tecnológico de Sonora, a través de la empresa Novutek, haría las recontrataciones de los despedidos, claro, bajo su criterio.
El personal fue informado que a partir del primero de agosto, tendrían como patrón a una outsourcing y que la empresa de Sonora les llamaría para negociar los términos de la nueva contratación.
El día 31 de julio la empresa les mandó un correo pidiéndoles que se presentaran a trabajar como normalmente lo hacían, y que en la semana se firmarían los respectivos contratos.
Acudieron, pero nada les resolvieron y ha sucedido lo mismo los días siguientes; la empresa argumenta que el INEGI no quiere firmar.
Asimismo, señalaron que trascendió en el Instituto que el área jurídica detectó anormalidades en la licitación y en algunas cláusulas del convenio con Novutek, razón por la cual se han suspendido parcialmente las recontrataciones del personal de Informática.
Los afectados sólo tienen contacto con la empresa por e-mail, ya que ésta se niega a proporcionarles un número telefónico, de ahí que siguen en espera de que la empresa los contacte.
También denunciaron que Mireles Belmonte les dijo que por medio de la outsourcing tendrían mayores ingresos, pero los que hasta ahora han recibido propuestas, están muy por debajo del sueldo que tenían en el INEGI, además de que perdieron sus prestaciones.
Finalmente, señalaron que les llegó información de que directores y subdirectores han detenido proyectos por falta de personal y han pedido a Mireles Belmonte que regrese a la gente como eventuales, a lo que se niega rotundamente.
“El funcionario ya les advirtió que en Informática ya no habrá eventuales y que los trabajos deben salir con la gente que se tiene”.