A más de un mes del sismo que dañó sus viviendas, las 500 familias que habitan el Conjunto Urbano Tlalpan desconocen qué va pasar con sus departamentos y padecen la burocracia.
No existe un plan de reconstrucción para el edificio 1C que colapsó con 40 departamentos y los vecinos de los otros 460 sólo han podido ingresar por documentos o ropa.
A 23 días del sismo, los afectados obtuvieron un calendario de actividades técnicas para la elaboración de los dictámenes oficiales por parte de la Delegación Coyoacán y el Gobierno de la Ciudad de México.
Los resultados están previstos para la primera semana de diciembre.
Mientras tanto, alrededor de 150 damnificados pernoctan y hacen guardia en dos campamentos ubicados en un parque y una cancha deportiva.
Otros 40 vecinos, principalmente ancianos y niños, duermen en un centro comunitario, un centro cultural y una escuela primaria de donde la Delegación busca reubicarlos.