Coparmex Aguascalientes se sumó al llamado urgente para implementar el Sistema Nacional de Mejora Regulatoria, una vez que fue promulgada la ley que lo crea y cuyos términos exigen una ardua labor.

Su presidente, Raúl González Alonso, recordó que este Sistema conlleva el reto de armonizar más de 150 mil regulaciones y 130 mil trámites en todo el país, en los tres niveles de Gobierno, el próximo lustro.

“Igualmente, implica desafíos más próximos como la instalación del Consejo Nacional de Mejora Regulatoria, pero también la presentación de una Estrategia Nacional y la publicación de lineamientos de Mejora Regulatoria”.

Todo ello a fin de ir abatiendo el enorme gasto para las empresas que significa el actual marco regulatorio y que se estimó en 115 mil millones de pesos en 2016, y que no sólo inhibe el crecimiento empresarial, sino que representa un factor que incita a la corrupción.

En ese contexto, recordó que la tramitología destaca como el quinto mayor obstáculo para el crecimiento de las pequeñas, medianas y grandes empresas y en cuanto a la corrupción, se trata de un tema formalmente señalado como causa por la que los empresarios incurren en actos de este tipo a fin de agilizar algún trámite.

“En especial, el sindicato patronal considera que existen dos temas torales para la adecuada puesta en marcha de la ley; uno es la implementación en las entidades federativas y el otro la permanencia en sus cargos de la mayoría de los actuales miembros de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria”.

Sobre el primer punto, recordó que según la normativa, para mayo de 2019 cada entidad federativa deberá contar con una Ley Estatal de Mejora Regulatoria, así como con un Consejo Local en el ramo, lo que obliga a empezar a trabajar ya en este tema.

Y respecto del personal de Conamer, subrayó que es importante que permanezca durante toda la etapa de implementación para llevar la ley a buen puerto, pues toda la experiencia adquirida, es un activo invaluable que difícilmente se puede sustituir por su especialidad.

Finalmente, recalcó que la nueva ley busca la simplificación de todo el marco regulatorio, la supresión de cargas regulatorias excesivas y la creación de reglas claras que brinden certeza jurídica a los ciudadanos y a las empresas en la totalidad del Gobierno y sus órganos autónomos.