Uno de los grandes partidos que tenía la jornada del martes en la Champions League era el duelo entre el Atlético de Madrid y el Borussia Dortmund en el Wanda Metropolitano, ambas escuadras se enfrentaron en la jornada pasada, los alemanes le dieron un repaso al equipo de Diego Simeone y los golearon por 4-0. En este encuentro, el Atlético quería vengarse de la goleada y conseguir tres puntos que los acercaran a los octavos de final de la competencia, pero lo harían con varias ausencias importantes en el once titular del equipo.
Diego Godín, Koke y Diego Costa fueron algunos de los nombres que no estuvieron presentes en el once inicial del Atlético que, a pesar de las bajas, desde el primer minuto de juego salieron buscando la portería rival. Tanto Saúl Ñíguez como Thomas Partey estuvieron haciendo daño en toda la primera mitad llegando desde atrás, sorprendiendo a la defensiva del Dortmund. La puntería de los colchoneros se encontraba chueca fallando varias oportunidades que los dejaron sin poder abrir la pizarra. Fue hasta el minuto 32 cuando una jugada por izquierda terminó con una gran diagonal retrasada de Filipe Luis, el balón le quedó modo a Saúl que de izquierda puso el primer gol en el partido a pesar del intento de la defensa de evitar el tanto. Aún en la primera mitad, Partey sacó disparo de media distancia potente que pegó en el travesaño, avisando nuevamente.
Para la segunda mitad, el Atleti siguió causando peligro, esta vez en el contragolpe aprovechando que los visitantes trataban de empatar la pizarra. Los últimos minutos fueron de peligro en el arco colchonero, pero en un contragolpe del Atleti dejó a Griezmann solo frente a la portería, el delantero francés aguantó la carga de un defensivo para definir cruzado, poniendo el 2-0 definitivo. Ambas escuadras cuentan con 9 puntos en la cima del grupo A y se encuentran muy cerca de calificar a octavos de final.