Abierta se dice la Profeco en Aguascalientes a recibir las quejas de los consumidores que se sientan afectados con el mal servicio de Veolia, para actuar en consecuencia, destacó su titular, Carlos Ricardo Olvera Ávila, quien detalló que en 2019 atendieron 25 quejas contra la concesionaria, de las cuales 11 fueron conciliadas, 7 aún están en trámite y 7 más fueron finalizadas por desistimiento de los propios quejosos.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario federal comentó que actualmente se encuentra vigente una queja grupal interpuesta el año pasado por cerca de 10 personas de un condominio. Resaltó que los principales motivos de quejas contra la concesionaria son por cobros indebidos, así como deficiencias en reparaciones o en servicios.
Dada esta situación, dijo que también cuentan con la colocación de Módulos de Atención Personalizada de Veolia en las instalaciones de la Profeco, los días lunes y miércoles de 9 de la mañana a la 1 de la tarde, por lo que a través de éstos fueron atendidos 142 usuarios durante el 2019, de los cuales 127 quedaron conformes con la solución presentada por el equipo de Veolia y los 15 restantes ingresaron su queja formal con observancia de personal de la Procuraduría Federal del Consumidor.
Asimismo, indicó que los consumidores pueden recurrir al instrumento jurídico de Acción Colectiva contra la concesionaria ante la Profeco, el cual facilita el acceso a la justicia y reduce los costos en el trámite procesal, ya que se promueve un sólo juicio en representación de los afectados y la sentencia que se emita abarca a todos los consumidores afectados.
Apuntó que se pueden reunir por lo menos 30 ciudadanos afectados y organizados por medio de asociaciones civiles que no tengan fines de lucro para presentar su Acción Colectiva, subrayando que la Profeco ofrece tal servicio de manera gratuita, para lo cual pueden presentarla de manera directa a la delegación o bien enviarla al correo: acolectivas@profeco.gob.mx.
Recordó que se tiene un antecedente en la Profeco Aguascalientes de una multa en contra de la concesionaria en 2016 por un monto de un millón de pesos por violación al artículo 113 a la Ley Federal del Consumidor y fue sancionado por el artículo 127 de la misma ley.