Por irónico que parezca, la Cámara de Senadores impidió que se cumpliera el mandato constitucional para que las juntas de Conciliación y Arbitraje pasaran a la esfera del Poder Judicial, por lo que no hay modificación alguna.

En estas condiciones, el magistrado presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, dejó en compás de espera las actividades que tenían lugar para hacerse cargo de la Junta local, hasta en tanto se emitan las leyes secundarias, ya que sin ellas no se puede proceder al cambio tan largamente anunciado.

En términos del Decreto por el que se reformó la Constitución General de la República, en materia de justicia laboral, que se dio a conocer en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 24 de febrero de 2017, y que entró en vigor al día siguiente de su publicación, se dispuso el plazo de un año para que el Congreso de la Unión y las legislaturas locales llevaran a cabo las adecuaciones legislativas correspondientes, por consiguiente el plazo venció el pasado 25 de febrero.

Ante el desinterés del Congreso de la Unión por cumplir con esa obligación, trabajadores y patrones tendrán que aguardar para que se haga realidad la modernización en la materia, que ha impulsado el presidente Enrique Peña Nieto pero que no está en sus manos acelerar la aprobación, sino dar tiempo al tiempo.

Ponce Sánchez consideró que la tardanza para acordar las leyes secundarias pone en conflicto a las Juntas, “pues en pleno proceso de disolución se encuentran ahora en un escenario de incertidumbre obligadas a sacar adelante un rezago de miles de expedientes y a la vez recibir los asuntos nuevos, sin contar con todos los elementos para ello”.

Es lamentable que a falta de trabajo legislativo no se cumpla el precepto constitucional y con ello se genere vacilación en el espacio de la aplicación de justicia, que es un punto de la mayor importancia que deberían cuidar y acatar los propios legisladores.

Desde que se difundió la reforma laboral el objetivo central fue tener un nuevo modelo de justicia laboral, que fuera más eficiente, ágil y de mayor confianza para todas las partes, por lo que en su momento los representantes populares se comprometieron a aprobar las leyes reglamentarias y las reformas y adecuaciones a la Ley Federal del Trabajo.

Una vez que se cumplió con la fecha fatal sin tener las leyes secundarias hay total incertidumbre sobre este asunto, por lo que todos los involucrados “estamos con las manos atadas, y sólo nos queda esperar”, puntualizó el magistrado Juan Manuel Ponce.

Dentro de los problemas que registra esta demora está que el Poder Judicial del Estado no pueda llevar a cabo el proceso de selección y capacitación del personal que necesitará para atender desde su ámbito jurisdiccional la impartición de justicia en materia del trabajo.

Al mismo tiempo se han frenado los trámites para concretar la nueva estructura que se habrá de requerir, ya que antes se debe tener la base legal sobre cómo va a operar el nuevo sistema y de los conocimientos que tendrán los nuevos operadores.

Cada día que pasa es uno más que “apretará” la observancia de la citada obligación, que en lo que corresponde al Poder Judicial tiene avanzados los estudios para llevarlos a la práctica, pero sin las leyes secundarias no se pueden alcanzar los objetivos.

HAY QUE “CAMPECHANEAR”

De manera reiterada se afirma que la Feria Nacional de San Marcos es “de todos” y tratándose de los beneficios económicos que genere deben llegar a todos los sectores, sin embargo no pasa de ser una promesa más de los organizadores, tan es así que a partir que a alguien se le ocurrió borrar de la programación la Plaza de la Patria y el Jardín de San Marcos dejó de utilizarse estos espacios para los eventos.

Con ello la zona centro de la ciudad capital pasó al olvido, espacio que sólo en el desfile de la primavera y la marcha del trabajo tiene algo de movimiento, pero es por el lapso que dure su paso, sin que ello signifique un ingreso importante para el comercio.

Sobre este particular la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Centro (Acocen), Guadalupe González Madrigal, solicitó que en la programación general de los festejos se incluya a esta zona con actividades que atraigan la atención de los visitantes y aguascalentenses en general.

Desde que se creó la Isla San Marcos se dejó fuera lo demás, organizándose ahí la mayoría de los actos, por lo que los feriantes ya ni siquiera se toman la molestia de recorrer el sector central sino que se van directamente a esa parte del sudoeste.

Otro elemento que ha contribuido a este alejamiento es el cambio de lugar del Teatro del Pueblo, por lo que la Acocen pide que vuelva a su lugar de origen, esto es, a la Plaza de la Patria, lo mismo la coronación de la Reina, al considerar la dirigente que es el “marco natural”.

Planteó que “bien podría hacerse una parte allá y otra parte acá, para que haya visitas, sobre todo atraer al turismo al centro, para que conozca realmente lo que es la ciudad y no nada más se enfoque a la Isla San Marcos que el resto del año se muere. El centro se mantiene activo todo el año”.

De lo citado por Guadalupe González hay un elemento fundamental y de reciente cuño: la colocación en la plaza de armas, frente al inicio de la calle 5 de Mayo, de un rótulo con letras grandes que anuncia la Feria 2018. ¿Porqué se hace ahí?, simplemente porque es un lugar de circulación peatonal y vehicular constante y no así la Isla San Marcos.

Un elemento que debe tomarse en cuenta es que el centro facilita la presencia familiar de varios rumbos de la ciudad, que además de divertirse aprovecha para hacer compras, por lo que bien podría “campechanearse” la programación, regresando en primer lugar el Teatro del Pueblo a su sitio de procedencia, con lo que en este período la zona centro volviera a tener “vida”, que indudablemente es parte intrínseca de los habitantes locales y debe ser conocido por los visitantes.

Otra cuestión que debe valorarse es crear interés por acudir al templo de San Marcos, que pese a que el evangelista le da nombre a la Feria, es muy poco conocido por la población local y menos de los turistas. Es el epicentro del barrio más antiguo de la ciudad, que se creó a “orillas” del caserío y las huertas que se formaron antes de 1575, año en que se expidió la cédula real con lo que oficialmente nació Aguascalientes.

Son varios los puntos de vista que se deben tener presente y aprovechar ese período especial para que además de aprovechar los festejos se tenga conocimiento de lo que hay en torno a la Feria y a la ciudad que la acoge

ES POSIBLE

Ante la proximidad de que el Partido Revolucionario Institucional de a conocer las listas para candidatos “plurinominales” al Senado y a la Cámara de Diputados, lo que podría suceder en el curso de la próxima semana ya que los partidos tienen de plazo hasta el 18 de marzo para registrar sus fórmulas ante el Instituto Nacional Electoral (INE), surgió la especie que el licenciado Augusto Gómez Villanueva será uno de los elegidos, lo que de concretarse sería una distinción al ser el parlamentario más experimentado de este país y que ha sido presidente de ambas cámaras. Además, se da como un hecho que el actual dirigente del tricolor, Enrique Ochoa, será investido como diputado, por lo que su relevo será un paso obligado y si se cumple el compromiso de que la secretaria general Claudia Ruiz Massieu se integre al Senado, habrá nueva dirigencia en pleno arranque del proceso electoral.