Atacado por un perro

Un menor de 13 años resultó lesionado tras ser mordido por un perro que se salió del domicilio de un vecino y quien al percatarse del percance optó por darse a la fuga con todo y el animal a fin de no hacerse responsable de lo ocurrido.
Los hechos se registraron el pasado lunes por la noche, cuando el afectado se encontraba parado en la puerta del domicilio de su abuelita, ubicado en la calle Tarahumara, en el fraccionamiento Mirador de las Culturas. De manera repentina fue atacado por un perro que lo mordió hasta en tres ocasiones en el brazo izquierdo, hombro derecho y en el tobillo izquierdo.
Cabe destacar que en esos momentos llegó un vecino, quien al percatarse de lo que había ocurrido, únicamente pidió disculpas a los familiares del menor al señalar que en un descuido el perro se le había escapado, por lo que una vez que logró controlarlo se retiró del lugar con rumbo desconocido.
Tras el reporte a los servicios de emergencia, acudieron al lugar de los hechos elementos de la Policía Municipal y paramédicos, quienes brindaron atención médica al lesionado y posteriormente sus propios padres lo trasladaron a un nosocomio a recibir la atención médica requerida.