El síndrome del atardecer es muy común en 6 de cada 10 pacientes con Alzheimer o con alguna demencia vascular o mixta, lo que implica el empeoramiento de los síntomas de la conducta o el trastorno del comportamiento, así lo destacó la presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López.
La especialista comentó a El Heraldo que el síndrome del atardecer se da en los pacientes con Alzheimer, sobre todo cuando se va a meter el sol y comienzan a manifestar más agresividad, más agitación, se empiezan a desorientar más, se confunden y en ocasiones pueden querer caminar o vagabundear y eso puede seguir durante la noche.
Carolina Bernal comentó que este síndrome del atardecer ocurre por diferentes factores a nivel cerebral, por una atrofia del núcleo supraquiasmático, el cual se encarga de regular el ritmo circadiano; por la disminución de la melatonina y de la acetilcolina; que el paciente esté poco expuesto a la luz del sol; no esté bien descansado; que tenga frío o calor, o bien que esté en una etapa severa de la enfermedad.
Detalló que este síndrome es muy frecuente en 6 de cada 10 pacientes con Alzheimer, más que nada en los asilos, ya que casi 9 de cada 10 adultos mayores lo manifiestan.
Asimismo, apuntó que para evitar dicho síndrome se debe favorecer que el paciente esté bien descansado, evitar la fatiga y los estímulos excesivos, como el que haya demasiado ruido o gente, lograr que tenga sus necesidades satisfechas, tales como el comer a sus horas, y exponerlos a la luz del sol durante el día llevándolos a dar la vuelta, ya que ello les ayuda a regular la melatonina a nivel cerebral.
“En algunos casos se puede manejar medicamento, cuando es mucha la agitación o la agresividad. Son recomendaciones muy sencillas y ello es para que no se canse tanto el cuidador”.

¡Participa con tu opinión!