Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

El director del Centro de Integración Juvenil, Mario García, aseveró que de los 557 pacientes atendidos en el 2018, el 85% de ellos ha tenido contacto con la metanfetamina “cristal” y ahora se sabe que todos aquellos que tienen consumo deben entrar a un proceso de desintoxicación antes de emprender un tratamiento específico en consulta externa.
Comentó que este severo problema clínico todavía no se ve reflejado en los dispositivos de divulgación de salud, pero el Centro de Integración Juvenil reconoce esta realidad tras la atención de tantos pacientes, sobre todo en edades juveniles, por lo que urgen emprender campañas de concientización sobre los riesgos neurotóxicos que implica el uso de esta sustancia.
“El tratamiento del ‘cristal’ para una persona que trae problemas de salud, es el internamiento temporal y eventualmente dar seguimiento en consulta externa. Esta droga no es como la cocaína o la marihuana que se puede atender con consulta externa con buenos resultados”.
Por lo anterior, urge que todas las instancias involucradas en la salud mental entren en una misma línea para trabajar en equipo a favor de una creciente población afectada por los efectos neurotóxicos que provoca esa sustancia psicoactiva.
Respecto a la alta incidencia de centros de rehabilitación no autorizados por el sector salud, el director del CIJ señaló que esos espacios existen por la desesperación de las familias al no saber qué hacer con sus hijos, muchas de ellas perciben que la única manera de resolver su problema es alejando al paciente de su entorno, y lamentablemente muchos lo hacen de manera agresiva, los amenazan, en lugar de decirles que ahí los apoyarán.
“La ciudadanía debe saber que se requieren tratamientos específicos y la participación de la familia para apoyar a aquellos que viven una adicción, esto de una manera activa, no de forma pasiva ni contemplativa. La familia debe capacitarse para hacerle frente al problema que le corresponde a ese núcleo social”, puntualizó Mario García.