Rodolfo G. Zubieta
Agencia Reforma

RIVIERA MAYA, Quintana Roo.- Pese a contar con acróbatas y atletas oriundos de Canadá, Rusia, Ucrania, Mongolia y Estados Unidos, el show JOYÁ del Cirque du Soleil es muy mexicano.
Ello se debe en gran medida a que los 42 artistas que participan viven felices en la Riviera Maya desde hace cuatro años, y han generado lazos de familia muy fuertes que hacen que el espectáculo sea mucho más orgánico.
“Hay un edificio dentro del resort de Vidanta que es sólo para los artistas y algunos técnicos del show. Yo he trabajado mucho con el Cirque du Soleil, y esta experiencia es muy divertida y enriquecedora.
“Todo el grupo se queda en uno o dos edificios y se crea un entorno de circo antiguo, ¡somos una familia! Todas las mañanas desayunamos juntos y hemos creado relaciones fortísimas”, explica Claudio Carneiro.
El brasileño, que protagoniza la puesta como Mr. Zelig, un anciano sabio que guarda con recelo la cultura y la historia de la Zona Sur del país, es ejemplo perfecto de esa “mexicanización” de los artistas.
Actor del Cirque du Soleil desde hace 15 años, Carneiro recibió a su primogénito, Francisco “El Loco”, hace casi dos años, fruto de su relación con su pareja canadiense, que también forma parte de JOYÁ.
“Me encanta la Riviera Maya y la naturaleza. ¡Todo México es increíble! Yo incluso ya tengo un hijo mexicano, ¡nunca imaginé que me pasaría eso! Él nació aquí, en esta hermosa zona, justo en Playa del Carmen.
“Es muy mágico ver a un niño creciendo dentro de un circo. Mi hijo nunca come solito: todos los artistas, los técnicos, la gente que limpia el teatro… para él todos son tíos y tías”, comentó el histrión en exclusiva.
Por eso, no le sorprende que México siempre esté presente de manera directa e indirecta en varios de los shows del Cirque du Soleil, como es el caso de Luzia, que de agosto a diciembre visitará varias sedes del país.
“Se dice que México es el corazón del mundo, y sí lo creo. Culturalmente es uno de los países más interesantes que hay, cada región es como un país distinto. ¡Hay mucho que aprender!
“¡Cirque du Soleil está enamorado de México! Este año, además de que nosotros cumplimos cuatro años de creación, viene el show de Luzia, que es una cosa fantástica. México y el circo son la pareja perfecta”.
JOYÁ cumple hoy cuatro años de vida en el Teatro Cirque du Soleil del complejo Vidanta, en la Riviera Maya, y lo celebrará con una fiesta para fans e invitados especiales.

Precisión escénica
Antes de cada función, tras bambalinas se vive otro espectáculo igual de fascinante.
– Son 32 personas de staff y técnicos las que trabajan en backstage todos los días.
– Los artistas se maquillan solos; únicamente se les apoya con peluquería y maquillaje especial.
– Es el primer show del Cirque en el mundo que incluye una experiencia gastronómica.
– La escenografía principal está inspirada en la Biblioteca Nacional de México.
– Los actos acuáticos se basan ligeramente en el imaginario de las cintas de Guillermo del Toro.
– A finales de abril se amplió ligeramente el teatro para poder albergar a 650 personas (antes eran 600).