Ayer martes, cerca de las cuatro de la tarde, los números de emergencias sonaron, ya que desde el fraccionamiento San Pablo era requerida la presencia de los servicios de emergencia, pues se reportó que, al interior de un domicilio, una persona se había auto inmolado.
Elementos de la Policía Municipal y paramédicos del ISSEA acudieron al domicilio en el cruce de las calles Aquiles Serdán y Río Verde, donde se entrevistaron con la pareja de la mujer que se presumía fallecida. El sujeto relató haber descolgado a quien llevaba en vida el nombre Laura Sofía, y contaba son sólo 25 años de edad. Los oficiales corroboraron que la joven ya no presentaba signos vitales, y que aún tenía una soga en el cuello.
Los paramédicos reafirmaron el fallecimiento de la mujer, por lo que solicitaron la presencia del personal de la Dirección de Servicios Periciales, quienes se hicieron cargo del levantamiento de indicios y el posterior traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley.