Una quinta audiencia será necesaria para continuar con el asunto penal que pesa sobre la ex regidora Karla Cassio Madrazo, acusada por sus ex empleados en el Ayuntamiento, de fraude y abuso de autoridad, según la carpeta integrada por la Fiscalía Anticorrupción que también lleva la denuncia por parte del Municipio capital por los mismos presuntos hechos.

ACUSACIONES. En punto de las 11 de la mañana inició la audiencia, que se prolongó por cuatro horas con 15 minutos de receso, en la que el juez Francisco Lozano y la ex regidora acompañada por su defensa escucharon las declaraciones de la gente que la señala inclusive de haber contratado trabajadores que en realidad nunca fueron dados de alta ante el Municipio y en cambio, ella supuestamente daba la orden para que terceros sacaran el sueldo del cajero automático.

Según los señalamientos de los abogados de los ex empleados que acusan a la ex regidora independiente, se trata de 33 personas a los que se engañó con su sueldo, ya sea porque en nómina percibían más, pero en la segunda lista de pagos que hacía la ex edil, recibían 3 mil 500 pesos o menos, a grado tal que la señalan por fraude por más de 2 millones de pesos.

INVOLUCRADOS. La investigación que hizo la Fiscalía y que presentó al juez en la que además de revisar estados de cuenta, documentos como contratos laborales, así como entrevistas con los ex empleados defraudados en calidad de testigos, indica que en este asunto estuvieron involucrados la también ex colaboradora de Cassio, ahora diputada, Karina Banda, y el esposo de la ex edil Carlos Cea, quien supuestamente portaba una tarjeta de nómina a la que mensualmente se depositaban 20 mil pesos sin ser él empleado municipal.

Salió a relucir que presuntamente Karla Cassio se aprovechó del poder que tenía sobre sus colaboradores para retirar su salario y pagarles la nómina más baja y en efectivo, “en un sobre amarillo”, mientras ella presumiblemente hacia compras con las tarjetas de nómina de varios de sus empleados.

Además, el chofer que la acompañaba y quien le asistía en su casa con actividades de hogar, y hasta quien le cuidaba su imagen, también fueron dados de alta en la nómina municipal y también a ellos les pagaba menos de lo que supuestamente les correspondía.

RECURSO. Así se dio el desahogo de la audiencia inicial sobre la imputación que se hace a la ex funcionaria municipal, sin embargo, después de un receso de 15 minutos en la audiencia, la imputada con el apoyo de su defensa, decidió acogerse al plazo constitucional de 144 horas para que sea resuelta su situación jurídica.

HASTA EL VIERNES. De ahí que la historia de este caso tendrá continuidad el próximo viernes 15 de los corrientes a las 10 de la mañana, en la que se resolverá si acaso se dicta vinculación a proceso a la ex regidora.

Mientras tanto, el juez Francisco Lozano impuso como medida cautelar la prevista en la fracción I del artículo 155 del Código Adjetivo, de ahí que Karla Cassio tendrá que asistir a firmar de manera diaria de aquí al viernes, a la Unidad Estatal de Medidas Cautelares y Salidas Alternas.