CDMX.- En su debut en Hollywood, “Murder Mistery”, el actor Luis Gerardo Méndez ha contado con un asesor inesperado: el piloto mexicano de Fórmula 1, Sergio “Checo” Pérez.
Como en la comedia que rueda al lado de Adam Sandler y Jennifer Aniston, interpreta a un corredor de autos de la máxima categoría, decidió pedirle consejo al conductor de bólidos de la escudería Force India.
“Conocí a ‘Checo’ hace 4 o 5 años. Me dijo que era fan de mi trabajo, yo de su carrera. Cuando me quedé en la película, le llamé: ‘Oye, dame cita para que me cuentes qué onda con este universo’.
“Le dije que me tocaba filmar en el Gran Premio de Mónaco. Nos fuimos a cenar. Lo vi en toda su gloria, es todo un rockstar. Fue súper amigo. Me regaló cenas. Me ayudó a entrar a los pits de su equipo. Estuve viéndolo muy de cerca”, contó Méndez en enlace telefónico desde Montreal.
La estrella de “Club de Cuervos”, eso sí, aclaró que no está capacitado para hacer sus propias escenas de velocidad.
“No, imagínate. Me estrellaría en la primera curva”, bromeó durante una pausa del trabajo en la ciudad canadiense. “Pero hay muchas cosas más que se pueden filmar allí. Ya verán”.
Su personaje, del que dijo no poder contar demasiado, se relacionará en el filme con los de Sandler y Aniston, un policía y su pareja, respectivamente, involucrados en un misterioso crimen.
Trabajar con actores que creció admirando, contó, ha sido una experiencia surreal.
“Estar de pronto en el set viendo a los ojos a Jennifer, a Adam, se vuelve divertido. Crecí viendo ‘Friends’, las películas de Sandler. Podría decir que una buena parte de mi escuela de comedia viene de allí”.
Con quien ha iniciado una incipiente amistad, es con la británica Gemma Arterton, también parte del proyecto dirigido por Kyle Newacheck.
“He estado conviviendo con Gemma, con Shioli (Kutsuna), una japonesa que estuvo en “Deadpool”, y con Adeel Akhtar, quien hizo “The Big Sick”. Somos como de la edad y cada que tenemos tiempo, salimos a conocer la ciudad”, dijo el histrión, quien ahora viajará junto a la producción a Italia.
A la Meca del Cine, relató, llegó con base en su terquedad y, quizás, con la ayuda de una influyente figura estadounidense que es fan de la serie “Club de Cuervos”.
“Esta es mi primera película en Hollywood, pero probablemente fue mi audición 100. Muchas veces me dijeron muchas gracias. A veces tenía ‘call backs’ o lecturas con los directores, pero es la primera vez que me quedo.
“Es lidiar con mucho rechazo, escuchar muchos ‘no’. Llegué con una audición. Después me enteré que Rob Schneider es muy fan de ‘Club de Cuervos’ y le habló mucho a Adam Sandler de mí”. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)