La Secretaría de Salud del Estado, a través de la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA, realizó cinco aseguramientos de diversos productos y giros, así como la suspensión de un consultorio médico, por incumplimiento a la normatividad sanitaria.

El responsable el área, Octavio Jiménez Macías, destacó que estas acciones se derivan de la vigilancia permanente y de las visitas de verificación que constantemente se realizan en los diferentes establecimientos que se ubican en todo el territorio estatal.

PRODUCTOS PELIGROSOS. Con relación a los aseguramientos, especificó que se trata de medicamentos caducos, de un equipo médico sin permiso para operar, además de solventes y plaguicidas que carecían del registro y las etiquetas correspondientes.

Jiménez Macías detalló que fueron siete cajas de fármacos vencidos las que se aseguraron en un consultorio médico, los cuales se consideran como peligrosos por poseer características de toxicidad que deben manejarse adecuadamente para minimizar el riesgo a la salud y al medio ambiente.

Asimismo, se aseguraron ocho recipientes de solventes, entre ellos, aguarrás y thinner, así como cinco envases de plaguicida y 19 sobres de producto de la misma índole.

CLAUSURA. En cuanto a la suspensión del consultorio médico, el funcionario estatal señaló que carecía del Aviso de Responsable Sanitario, que es un documento en el que se establece el nombre de la persona que avala la identidad, pureza y seguridad de los productos y los procesos que se realizan en el lugar.

Sostuvo que la dependencia a su cargo continúa con una estricta vigilancia sanitaria en aras de proteger la salud de la población, a la vez que hizo un llamado a la ciudadanía para denunciar irregularidades en su perjuicio o de terceras personas.

¡Participa con tu opinión!