Tras la captura de dos peligrosos distribuidores de drogas identificados como Juan Santiago y Alejandro (padre e hijo), por parte de agentes de la Policía Municipal de Aguascalientes, se realizó un cateo coordinado entre la Fiscalía General del Estado, la División de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Policía Federal, en un domicilio ubicado en Salto de Ojocaliente, logrando decomisar más de 100,000 dosis de la droga conocida como cristal, dos armas largas AR-15 de uso exclusivo del ejército y 220 cartuchos útiles.
El Agente del Ministerio Público Especializado en Combate al Narcomenudeo solicita Prisión Preventiva para dichos imputados, en tanto se desahoga el caso.