Todas las personas “trans” que tengan credencial para votar vigente y estén inscritas en la Lista Nominal de Electores, podrán emitir su voto el día de la elección sin obstáculo alguno, determinó el Instituto Nacional Electoral. La falta de concordancia entre la expresión de género del votante con la fotografía de la credencial, o bien con el nombre o el sexo asentados en el documento, no podrá ser causa para impedir el sufragio.
Así lo establece el Protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar a las personas “trans” -travestis, transexuales y transgénero-, el ejercicio del voto en igualdad de condiciones y sin discriminación en todos los tipos de elección y mecanismos de participación ciudadana.
El objetivo del mismo es contar con una guía que establezca directrices y oriente las acciones conducentes para asegurar este escenario de equidad para todos los grupos de la población en el marco de un proceso electoral o de ejercicios de participación.
Entre las medidas que deberán activarse para garantizar este derecho destaca que quien presida la mesa directiva de casilla debe resolver cualquier observación o cuestionamiento que se formulará y en caso de oposición a su voto, debe asentarse la situación en la hoja de incidentes.
En su caso, deberán mostrar el tríptico que describe las medidas de igualdad aplicables durante la Jornada electoral, con base en el Artículo 4° Constitucional.
En todas las casillas deberá haber información que oriente sobre este tema, un ejemplar del protocolo y los directivos deberán haber sido capacitados en esta materia, pues es un deber otorgar un trato igual a todas las personas. Es decir, sin distinción por razones de identidad de género, orientación sexual, expresión de género y apariencia no coincidente con los estándares socialmente aceptados de los cuerpos femeninos y masculinos.