Un inmigrante hondureño fue brutalmente golpeado, tras ser víctima de un asalto por parte de peligrosos delincuentes que se dedican a saquear trenes cargueros.
Debido a la violenta agresión, el joven sufrió la amputación de un dedo de la mano derecha.
A pesar de un fuerte despliegue policiaco, no se logró la captura de los “tumbadores”.
Los hechos se registraron en las vías del ferrocarril, a la altura de la colonia Constitución.
El lesionado fue identificado como Ostin, alias “El Chacal”, de 23 años, de origen hondureño.
Fue atacado por dos sujetos desconocidos con la finalidad de despojarlo de sus pertenencias, pero como el hondureño opuso resistencia, los agresores le propinaron una brutal golpiza, además de que terminaron por amputarle un dedo de la mano derecha.
El joven Ostin decidió escapar corriendo de sus agresores, hasta llegar a un domicilio, en la colonia Macías Arellano, donde pidió ayuda.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y agentes del Grupo de Operaciones Especiales de la SSPM, quienes implementaron un operativo por la zona pero no se logró dar con el paradero de los agresores.
Mientras tanto, el lesionado fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, a bordo de la ambulancia ECO-341 del ISSEA.