José de Jesús López de Lara

Una impresionante movilización policiaca se registró el sábado por la tarde al sur de la ciudad, después de que un comando armado perpetró un asalto a una gasera ubicada en Ciudad Industrial.
Durante el atraco, uno de los empleados resultó herido de un cachazo en la cabeza, por lo que fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja que también arribaron al lugar de los hechos, aunque no se requirió de su traslado a algún hospital
Los violentos hechos se registraron el sábado poco después de las 18:00 horas, cuando un comando de seis sujetos que portaban armas cortas, arribaron en una camioneta tipo Caravan, color blanco, que dejaron estacionada frente a una gasera ubicada en la calle Anselmo López Arámbula y esquina con la calle José Barba Alonso, en Ciudad Industrial.
Las víctimas narraron que los peligrosos sujetos iban encapuchados y con vestimenta similar a los uniformes tácticos de corporaciones policiacas, con la bandera de México en los hombros.
Tras ingresar a las instalaciones de la gasera, sometieron a los empleados a quienes amagaron con pistolas tipo escuadra.
Uno de los empleados de 25 años, opuso resistencia y le dieron un cachazo, por lo que resultó con una herida cortante en la cabeza.
Los asaltantes se apoderaron de una caja fuerte donde tenían guardado una importante cantidad de dinero en efectivo, además de despojar a los empleados de sus teléfonos celulares y pertenencias, para después dejarlos encerrados en las oficinas.
Ya con el botín en su poder, los asaltantes escaparon en la camioneta con rumbo a la carretera federal No. 45 Sur.
La respuesta de la Policía Preventiva fue casi inmediata, pues 4 minutos más tarde comenzaron a llegar las primeras patrullas de la SSPM del Destacamento “Morelos”, “Terán Sur” e “Insurgentes”.
Minutos después también llegaron policías estatales y agentes ministeriales del Grupo Homicidios, Grupo Anti-Asaltos, Grupo Anti-Robos y Grupo Localización de Vehículos, además de dos unidades de la Policía Federal.
Instantes después llegó una ambulancia de Cruz Roja, cuyos paramédicos brindaron atención al empleado que resultó herido.
A pesar del impresionante despliegue policiaco, no se logró dar con el paradero de la camioneta en que escaparon los asaltantes y que de acuerdo a la misma versión de los empleados, portaban vestimenta similar a la que utilizan agentes de la PGR, por lo que se presume que podrían tratarse de uniformes policiacos apócrifos.