Por FRANCISCO VARGAS M.

Importante oreja cortó el novillero coahuilense Arturo Gilio, este sábado en Recas, provincia de Toledo, donde la plaza registró aceptable entrada y se lidiaron novillos de Los Lastrones, bien presentados, siendo complicados en su conjunto.
Arturo Gilio recibió por ajustadas verónicas al primero de la tarde, mismo que mostró malas ideas y se colaba por ambos lados. Con muleta hizo una faena riñonuda a toma y daca, en la que Arturo tuvo temperamento para imponerse a las adversidades. Despachó a su enemigo al segundo intento para retirarse entre aplausos.
El segundo de la tarde correspondió a su alternante, el Portugués Luis Pasero quien también mostró casta y ganas de agradar frente a un complicado novillo; al final de la faena cuando se tiró a matar, fue cogido de fea manera sufriendo conmoción cerebral por lo que fue trasladado a la enfermería.
Arturo se quedó solo con los dos novillos restantes que no mostraron mayores cualidades que sus hermanos; sin embargo sacó buenos muletazos al tercero y con el cuarto; el más potable pudo mostrarse ante el público, logrando tandas ajustadas por ambos lados, cerrando con ajustadas manoletinas. En la suerte suprema dejó estocada fulminante para que le fuera otorgada una merecida oreja con petición de la segunda que no fue concedida.

¡Participa con tu opinión!