Arturo Gilio corta dos orejas y sale en hombros

Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven novillero Arturo Gilio al cortar dos orejas, se alzó como el gran triunfador de la novillada celebrada en Ciudad Lerdo, Durango; premios que le redituaron salir en hombros al final del festejo.
Ante un lleno y clima caluroso, se lidió una novillada de la ganadería de El Siete, buenos en general, careciendo algunos de fuerza.

MÁXIME SOLERA
Recibió a su primero con una larga afarolada, incorporado lanceó a la verónica, cubriendo el segundo tercio con tres pares al cuarteo que le fueron aplaudidos. Con muleta instrumentó una faena variada llena de valor y exposición. Estocada delantera para ser premiado con una oreja.
Con su segundo, mostró las mismas ganas y disposición, faena de valor, dejándose llegar cerca al enemigo. Estocada entera que no hizo efectos, poniéndose pesado con el descabello hasta escuchar dos avisos.

ARTURO GILIO
Desde que se abrió con capa en su primero dejó claras sus intenciones, lo saludó con dos faroles de rodillas e intercalando verónicas con elegancia. Muleta en mano logró una faena completa que caló en los tendidos, misma que fue con series por ambos lados donde en cada pase citó, templó y mandó. De estocada en todo lo alto concluyó para ser premiado con las dos orejas.
Con el cierra plaza cuajó una meritoria faena, en la cual intercaló adornos como arruzinas de rodillas y series sentidas para escuchar el grito de torero, torero. Pinchó en dos ocasiones quedando en vuelta al ruedo. Al final Gilio salió a hombros de la plaza.