Édgar Contreras
Agencia Reforma

El América echó a perder el Clásico en la Final de la Concacaf Liga de Campeones.
Toronto, el monarca de la MLS, peleará contra las Chivas por el pase al Mundial de Clubes. No sólo sobrevivió en el Estadio Azteca, sino que salió con la bandera por todo lo alto tras el 1-1 (4-2 global) contra a las Águilas.
En un día en el que llovieron gestas en el futbol internacional, el América requería apelar a ese ADN de remontadas, más aun cuando al 12′ Jonathan Osorio complicó el panorama con su gol, tras una descolgada en la que William da Silva y Emanuel Aguilera quedaron mal ubicados.
En el partido hubo tensión en las gradas, en un pletórico Azteca aferrado a la voltereta de su equipo, y en la cancha también porque en todo momento el cuadro local agredió al monarca de la MLS, con el asterisco de la falta de contundencia y el gran desempeño del portero Alex Bono, quien le sacó un gol cantado a Paúl Aguilar y luego desvió un cabezazo de Alejandro Díaz.
Los azulcremas se mataron. Los dos que no se desgastaron tanto en el primer tiempo, William y Henry Martín, ya no jugaron en el complemento, y sus sustitutos Diego Lainez y Alejandro Díaz respondieron gracias a su actitud.
Quizá ya en la almohada Oribe Peralta le dé vueltas al mal golpeo de pelota al 54′, Andrés Ibargüen a la deficiente conducción en un mano a mano, Agustín Marchesín al mal cobro de un tiro libre o varios jugadores al no ubicarse en el área penal en varias diagonales retrasadas.
Al Toronto le bastó con ordenarse en la zaga y seguir las indicaciones del experimentado Michael Bradley. El equipo no perdió la concentración ni siquiera porque al minuto 5 fue sustituido Jozy Altidore por lesión.
Bajo una intensa lluvia, los reclamos de Miguel Herrera a la cuarteta arbitral, el “Vamos América” como música de fondo, el equipo jugó todas sus cartas en el segundo tiempo al utilizar a sólo tres centrales, a sabiendas de que se le escapaba el mañana en la Concachampions.
El gol de Matheus Uribe, de penal, cayó muy tarde, ya a escasos minutos de que el Toronto se colgara la etiqueta del “mata mexicanos” en la Concacaf, aunque en su horizonte aún están las Chivas.

ASÍ SE JUGARÁ LA FINAL
Chivas vs. Toronto
Ida: 18 de abril / BMO Field
Vuelta: 25 de abril / Estadio Akron

¡Participa con tu opinión!