María Zenén Azuria Díaz abandonó la etapa infantil, al celebrar su arribo a la edad de las ilusiones.
Para dar gracias a Dios por los favores recibidos, la joven acudió a la Parroquia Nuestra Señora de los Bosques donde se llevó a cabo la misa en su honor. Ahí, destacó la presencia de sus papás, Carlos Alberto Azuria Zapata y María Zenén Díaz Zaragoza, quienes se mostraron orgullosos de presenciar el ingreso de su hija María Zenén, a la más hermosa edad de la juventud.
Asimismo, destacó la presencia de los señores, Rubén González López y Patricia Ramos Trigo, quienes fungieron como padrinos de la quinceañera.