Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres italianos fueron detenidos por un grupo de ciudadanos en Morelia, Michoacán, por presuntamente estafar a varias personas con la venta de herramienta pirata, quienes serían buscados por la Policía Internacional (Interpol).
A través de Facebook, la página Revolución Social, a cargo de Guillermo Valencia, informó la captura de los tres extranjeros, quienes fueron entregados a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán el pasado miércoles.
En la red social se expuso que los europeos compraban taladros, rotomartillos y soldadoras de baja calidad, a los cuales les sobreponían calcomanías de marcas de mayor calidad.
Los presuntos estafadores adquirían la herramienta a precios de entre 800 y mil 200 pesos y la revendían a un costo de entre 6 mil y 20 mil pesos con facturas falsas.
El miércoles, un primer italiano fue detenido en una de las calles de la ciudad cuando circulaba en una camioneta cargada con herramienta y luego se dirigieron a un domicilio particular donde fueron encontradas tres personas más y decenas de equipos.
«Tenemos los pasaportes italianos de las tres personas, me dice un amigo que estos italianos están muy bien parados en la Embajada italiana, que van a proceder, habrá un conflicto diplomático porque la Embajada va a proceder en mi contra, porque los privé de su libertad, porque los amenacé y ve tú a saber», dijo Valencia afuera de las instalaciones de la FGE.
El 31 de enero de 2018, tres italianos identificados como Raffaele Russo, Antonio Russo y Vicenzo Cimmino, desaparecieron en Tecalitlán, Jalisco.
La Fiscalía de Jalisco reveló que Raffaele Russo y su familia se dedicaban a la venta de maquinaria china que supuestamente hacen pasar por equipo de marcas reconocidas.