Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- A los 64 años de edad, y en el tercer turno al bat, Andrés Manuel López Obrador ganó contundentemente la elección presidencial con 53 por ciento de los votos, conforme el conteo rápido del INE.
Su triunfo, el primero de un representante de la izquierda, desató hechos inéditos: sus tres adversarios (Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez) reconocieron de manera inmediata los resultados. El Presidente Enrique Peña se comunicó telefónicamente con él y, además de validar su triunfo, le ofreció una transición “ordenada y eficiente”.
Al tabasqueño lo felicitaron desde el Presidente estadounidense, Donald Trump, hasta el venezolano, Nicolás Maduro; también los ex Mandatarios Carlos Salinas, Vicente Fox y Felipe Calderón.
La participación ciudadana fue de 63.8 por ciento de votantes siendo los comicios más concurridos en la historia democrática del País. Fue una contienda ejemplar con resultados ciertos y tempranos que dio a conocer el titular del INE, Lorenzo Córdova, con apenas 14 casillas no instaladas de un total de 156 mil 807.
Además de la Presidencia, AMLO impulsó triunfos de gubernaturas y perfilaba una mayoría de su coalición Juntos Haremos Historia en el Congreso, desplazando al PRI, partido que resultó, junto con el PRD, el gran perdedor de la contienda.
El ex Jefe de Gobierno llegó a su casilla de votación a las 7:30 horas para sufragar una hora después. En la noche, tras el conteo rápido que le daba la victoria y luego del mensaje de Peña, AMLO dio un discurso en un hotel del centro de la Ciudad.
“Habrá libertad empresarial, de expresión, de asociación y de creencias. Se garantizarán toda las libertades individuales y sociales.
“Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior y general”, dijo.
Reconoció el “comportamiento respetuoso” del Presidente Enrique Peña. Reiteró que el eje de su Administración será el combate a la corrupción, en el que no tendrá miramientos incluso con sus cercanos y confirmó que habrá un viraje en la estrategia de combate al crimen.
Cerca de la medianoche fue al Zócalo, que ya se encontraba lleno. Ante miles de simpatizantes, reivindicó el triunfo de “la revolución de las conciencias” y adelantó que el equipo de transición que dialogará con la Administración de Peña Nieto será encabezado por Carlos Urzúa, Olga Sánchez Cordero, Tatiana Clouthier, Héctor Vasconcelos, Marcelo Ebrard y César Yáñez.