Juan Carlos García/Agencia Reforma

CDMX.-Puerto Rico impuso “Despacito” en el gusto de los votantes de la Academia de los Grammy Latinos, y le dio al hit del año los cuatro premios a los que aspiraba: Grabación y Canción del Año, Video Musical y Mejor Interpretación Urbana Fusión.
“¡Qué canción, qué alegría, qué felicidad este reconocimiento, y es un gracias para todos los que hicieron posible todo esto. Qué viva la música en español!”, expresó Fonsi cuando subió a recoger el cuarto premio de la noche, por Canción del Año, acompañado por Erika Ender, coautora de la pieza.
“Gracias y que sea por un mundo con mucha música, música sin fronteras, sin idiomas y sin muros”, sumó ella.
Ambos hicieron énfasis en la importancia de reconocer a los también productores, presentes, Andrés Torres y Mauricio Rengifo, y a Daddy Yankee, ausente, por su co-interpretación.
Y para coronar su celebración, el puertorriqueño cerró la 18 Entrega del Premio Grammy Latino, ayer en el MGM Grand Arena de Las Vegas, con una versión distinta de su gran éxito, junto con Bomba Stereo, Víctor Manuelle y Diplo mezclando reguetón, urbano, fusión, salsa y dance.
El colombiano Juanes rompió el récord de mayor número de Grammys Latinos obtenidos, al sumar 22 en total, con el galardón de Mejor Álbum Pop/Rock por Mis Planes son Amarte, y se lo dedicó a su país y a su gente.
Una sorpresa fue el triunfo de Rubén Blades en la categoría de Álbum del Año, con “Salsa Big Band”, que también ganó Mejor Álbum de Salsa.
“El éxito nunca es materia de una sola persona, yo he tenido la suerte y sentido común de trabajar con personas que saben más que yo, y me da vergüenza, de que no sé tanto como ellos. Se lo dedico a Panamá”, dijo Blades.
El Grammy Latino puso a Residente, ex Calle 13, en el estrado de los ganadores con dos premios, Mejor Álbum Urbano (“Residente”) y Mejor Canción Urbana, por “Somos Anormales”.
“El arte no tiene que ver con cifras, con números, con datos, es con lo que tenemos, con lo que hacemos y cómo lo compartimos y cómo lo quieren escuchar.
“Así que dejen de hablar de la cantidad de seguidores, de views, de cosas que sólo refieren a fama, hay que hablar sobre los productores, sobre quién hizo la música, sobre cómo llegó a hacerse esta historia”, reclamó Residente.
La gala fue amenizada por varias actuaciones musicales, entre ellas la de Alejandro Fernández, quien cantó “México, Lindo y Querido”; y la de Natalia Lafourcade y Carlos Rivera, quienes entonaron un popurrí con “Mexicana Hermosa” y “Tú Sabes Quererme”.
Tras bambalinas
Como en sala de prensa hubo problemas técnicos, cuando Luis Fonsi pasó a dar conferencia, no se grabó nada y tuvo que regresar para que constara en video que sí estaba contento y que agradecía a todos por ayudarlo a su éxito en “Despacito”.
Mon Laferte casi se desmaya al saludar a Alejandro Sanz, quien la elogió por haber interpretado “Amárrame” en la ceremonia y “Mi Soledad y Yo” en su homenaje como Persona del Año.
Wilmer Valderrama se presentó ante Lin-Manuel Miranda como uno de sus fans más grandes y le dijo que sería un honor poder conversar con él en algún momento libre que tuviera en Nueva York.
J Balvin, Maluma, Sebastián Yatra, Flo Rida y Nicky Jam conversaron con Diplo tras bambalinas y se apuntaron a hacer algún trabajo en conjunto.
Vaya que Camila Cabello perdió toda compostura cuando conoció a Alejandro Fernández, pues le dijo que es su fan y además, que su mamá lo adora.