David Reynoso Rivera Río

Nos encontramos a unas cuantas horas de que inicie la intensa actividad de campañas para la elección federal, misma que comenzará después de aproximadamente 110 días de intensa actividad política. La etapa de campaña es para algunos la etapa más relevante dentro del proceso electoral , ya que durante 90 días los candidatos a la Presidencia de la República, tendrán la oportunidad de recorrer el país y plantear al electorado su visión de país a través de sus propuestas.

Lo interesante del proceso electoral y su etapa de campaña, estribará en la injerencia de las redes sociales dentro de un proceso electoral de tal magnitud. Si bien en la pasada elección presidencial comenzaron a influir las redes sociales, no existían tantas herramientas, influencias y utilidades como ahora.

Ahora las campañas se trabajan en lo que coloquialmente se le conoce como “tierra” y en el mundo digital ya que los candidatos deben contar con un ejército de hombres listos para interactuar en el mundo digital a través de comentarios, fotografías y/o videos streaming en los que el candidato mantenga el contacto con la ciudadanía, específicamente con el sector juvenil que cuenta con una percepción de alejamiento y decepción respecto de la política.

De igual manera, gracias a estas plataformas existe la posibilidad de cierta injerencia extranjera tal y como ha sucedido en la última elección presidencial de nuestro país vecino o con el referéndum llevado a cabo en el Reino Unido para salir de la Unión Europea. Es por ello que debemos ser sumamente analíticos y verdaderamente elegir sabiamente a nuestro próximo Presidente de la República.

El futuro de nuestro país está en juego y sólo nosotros, consolidando la verdadera democracia, tenemos la oportunidad de decidir qué queremos para México. ¿Estamos listos? Estamos a tiempo y debemos realizar un voto razonado en el que lo importante sean las personas y los proyectos de nación, sin importar el partido político o la simpatía del candidato.

Esperemos estos 90 días se caractericen por mostrar una campaña limpia en términos electorales, donde imperen las propuestas y los debates críticos, donde podamos ver cuáles son las visiones de los candidatos respecto al entorno macro y microeconómico en el país, así como las diversas soluciones que tienen en mente a los problemas de seguridad y desigualdad social.

La etapa de campaña ha demostrado ser un detonante para las preferencias electorales en los últimos dos procesos electorales y esperemos no sea la excepción. Habrá que estar muy pendientes de todas las actividades y ser sumamente cautelosos con los contenidos que se difundan en las redes sociales, ya que muchas veces se puede manejar información errónea o falsa.

Tomemos las cosas con la debida seriedad, ya que el próximo 1 de julio tendremos frente a las urnas la oportunidad de hacer valer un proyecto en el que México continúe creciendo y sea grande como país.

Correo: [email protected]

Twitter: @davidrrr