Noé García Gómez

En pleno Viernes Santo arrancaron las campañas rumbo a la presidencia. Después de que el gobierno federal nos lanzó la estrategia para colapsar mentalmente a los radioescuchas con el infinitamente repetido hasta el hastío spot de Doña Herminia López Morales y el apoyo que le dio el Gobierno Federal. Ahora toca el turno a los partidos políticos y sus candidatos.
Formalmente arrancan las campañas y esperaríamos a que quedaran atrás los anuncios de 30 segundos donde se repiten jingles “movimiento naranja” o los de “ya sabes quién”, este humilde politólogo pensó “ahora sí viene lo bueno”, a partir del viernes saldrán los spots donde se verán las propuestas y el contraste de proyectos de nación entre partidos y candidatos, pero ¡oh, desilusión! ¿Qué vimos? ¿Cuál es el primer mensaje de los candidatos a la presidencia?
Andrés trata de motivar a su ejército de candidatos a diputados y senadores para asegurar y defender los votos que él piensa hoy tiene, por eso pide el apoyo para ellos, con una doble intención, ayudarles, pero también motivarlos. Dos campañas perdidas y que siente que ha sido despojado, lo orillan a dicha estrategia. Otro nos dice que no se subirá al avión presidencial y que ya le mandó una oferta a Trump para que lo compre.
Ricardo Anaya centra su mensaje en sus contrincantes, tratando de ubicar a Meade como un perdedor y de no levantar en las encuestas. De AMLO dice que tiene una visión “anticuada” y terca. Él se presenta como un joven que puede utilizar las nuevas tecnologías para resolver los problemas de hoy.
El candidato del PRI Meade inicia su campaña con el tema de la corrupción. Que irónico, el asunto más cuestionable de los PRIistas es el que utilizan de bandera de campaña, creyéndonos ingenuos nos dice que persiguió y metió a la cárcel a los corruptos, pero nadie sabe a quienes se refiere.
Zavala, no desilusionó a quienes pensaban que sería francotiradora del régimen, su spot se centra en López Obrador, más que en ella.
¿Alguno de los tres trató propuestas concretas? ¿Cómo terminar con la corrupción? ¿Combate a la Pobreza? ¿Empleo, seguridad social, educación, salud?, Nada. No se diga temas coyunturales y polémicos, política internacional, Seguridad y combate al crimen organizado, derechos de las minorías… menos fueron contemplados.
Estos primeros spots son tan iguales a las otras campañas, anuncios con lugares comunes y voluntarismos, pasamos de los jingles pegajosos a monólogos sin sustancia.
La ley electoral les da a los candidatos determinados tiempos electorales, ellos deciden en qué tipo de segmentación lo utilizan, todos optan por spots de 30 segundos, el peor formato para transmitir un proyecto de nación. Eso dice mucho de nuestra clase política.
Repito son tan parecidos a las campañas pasadas, si esas campañas hartaron y desilusionaron a los ciudadanos. Lo que contribuye a la tesis de que las ideologías en los partidos en nuestro país han muerto, fueron substituidas por mercadotecnia y jingles.
En verdad espero que en las próximas entregas mejoren substancialmente sus mensajes.
Ya que si no, será un verdadero viacrucis de 90 días y 90 noches.