CDMX.- Los hermanos Iglesias siguen sin ponerse de acuerdo en quién de los dos debe ser el presidente del equipo de futbol Los Cuervos de Nuevo Toledo.
Pero Isabel (Mariana Treviño) y Chava (Luis Gerardo Méndez) tendrán que dejar de lado sus rivalidades para enfrentar a un enemigo en común: El Gobernador.
Y por eso, el menor de los Iglesias no dudará en colarse a la política para salvar al equipo y de paso limpiar su apellido, en la tercera temporada de Club de Cuervos, disponible a partir de hoy en Netflix.
“Siempre se ha planteado un tema político en la serie, quizá muy velado en las primeras temporadas, pero la tesis de la serie, para mí, siempre ha sido qué pasa cuando el poder cae en las manos equivocadas.
“En ese sentido, en ésta, Chava tiene que volverse candidato a la gubernatura de Nuevo Toledo para salvar al equipo, y esto nos permitió abrir una caja de pandora para burlarnos de todo el patético mundo electoral de este país y del mundo”, compartió Méndez en entrevista. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!