Un incendio se registró en un fraccionamiento al noreste de la ciudad.
Fue la mañana del lunes, cuando los números de emergencia reportaron el siniestro, detallando que un domicilio en el fraccionamiento Palomino Dena se encontraba bajo el poder de las llamas.
Elementos de la Policía Municipal pusieron a salvo a una madre de familia y a sus dos pequeños hijos de haber sufrido daño alguno. Bomberos Municipales se trasladaron al lugar, y al arribar a la calle Francisco M. Revilla, notaron que toda la sala del inmueble se encontraba bajo fuego. En el acto, los tragahumo procedieron con las protocolarias labores de control y extinción de las llamas.
El fuego terminó consumiendo un juego de sala completo, una televisión, un equipo de sonido y ocasionó daños en muros y techo por radiación y monóxido de carbono. Habiendo controlado cualquier posible riesgo, los bomberos emitieron las recomendaciones pertinentes en materia de protección civil.
Debe resaltarse que no hubo herido alguno en el incidente y que la vivienda no presentó daños estructurales que pusieran en riesgo la vida de las personas que ahí habitan.