El infierno se desató en un ‘kilo’ ubicado en la esquina de las calles Gámez Orozco y Felipe Ruiz Chávez, del fraccionamiento Altavista. Protección Civil Municipal acudió rápidamente ante el reporte de dicho incendio, evitando así que las llamas se avivaran más. La pronta intervención de bomberos municipales impidió también que el fuego pusiera en riesgo a vecinos de la zona.
Afortunadamente, sólo fueron atrapados por las llamas objetos materiales, entre los que se encontraban llantas, plásticos y empaques automotrices.
Personal del departamento de inspección levantará el acta correspondiente, reportando que se retiraron de la chatarrera habiendo eliminado cualquier riesgo en el lugar.