“Aquí no hay cárteles”, repite en voz alta Sergio Martínez Castuera para convencerse que Aguascalientes está a salvo de los malvados, sin embargo como secretario de Seguridad Pública del Estado sabe que aún así existe un problema de venta y consumo de sustancias ilícitas.

Son varias las veces que el titular de esa dependencia manifiesta que los grupos criminales no han logrado fijar asiento en esta entidad, lo que aun cuando sea su papel rechazar que existe tal situación, no puede negar los asesinatos que han tenido lugar a lo largo del presente año y los cuales se atribuyen a venganzas, cobro de cuentas y a la disputa de la plaza entre los traficantes de alcaloides.

En la comparecencia ante los diputados, que tuvo lugar el 24 de noviembre, el titular de la SSPEA manifestó que “no hay cártel o cárteles establecidos en la entidad, lo que sí hay es consumo y venta de drogas, derivando en problemas sociales como el del joven que comienza a consumir y para conseguirla, primero roba a sus familiares y luego ya comete ilícitos de alto impacto”.

Afirma Martínez Castuera que “no hay cárteles”, pero reconoce que “sí hay consumo y venta de drogas”. Vale la pena considerar que  necesariamente el que surte del enervante es parte de un cártel y éste tiene sus conductos para hacerlo llegar a los distribuidores, que a su vez entrega a los narcomenudistas y al ser el último eslabón es quien comercia el narcótico entre los adictos.

Es cierto que en esta entidad no hay la ostentación de que hacen gala los miembros de cárteles como en otras partes del país, donde según registros periodísticos recorren calles y carreteras en caravana de hasta diez vehículos con 40 o más individuos a bordo, lo que provoca que cuando se encuentran con las fuerzas de seguridad o con bandas rivales se susciten las balaceras que dejan varios muertos en cada incidente.

A lo más que se llega aquí es a uno o dos fallecidos o heridos por mes, o a intentos de secuestro, imputados a problemas entre grupos delincuenciales, pero esto revela que existe una pirámide establecida que desde arriba ordena el escarmiento que deben recibir quienes no cumple los acuerdos, o que estaban en el lado opuesto.

También mencionó que hay una coordinación con los gobiernos de Zacatecas y Jalisco, en que se intercambian información para conocer el momento en que se está dando algún hecho violento y de inmediato enviar un grupo de reacción que proteja los límites del estado.

En otras ocasiones se ha mencionado Con Usted que es insuficiente supervisar los ingresos a la entidad para evitar la llegada de personas malévolas, porque quienes traen alguna comisión de ese tipo lo hacen sin despertar sospechas, por lo tanto podrá haber todo el personal de seguridad que se quiera en las áreas limítrofes pero ellos ya están adentro, sea que lo hicieron en “operación hormiga” o bien, utilizando caminos vecinales con lo que evitan las vías tradicionales.

Además, cuando habla de que el joven que se inicia en el consumo de las drogas, primero roba a sus familiares y “luego ya comete ilícitos de alto impacto”, es porque existe una organización  en la que cada uno de sus integrantes cumple su rol, y uno de ellos es inducir y enviciar al joven para luego convertirlo en parte de la banda y, al cometer ilícitos “de alto impacto”, significa que responde a un esquema estructurado por el crimen organizado.

En posterior declaración, que se publicó el 15 de diciembre en este Diario, el secretario de Seguridad Pública reconoció que definitivamente hay actuaciones orquestadas desde los mandos de los cárteles del Golfo y Jalisco Nueva Generación, “que son los que afectan a la entidad”.

Refirió que aun cuando no se han detectado pistas clandestinas ni infiltración de “personajes o peces gordos”, de cualquier manera sus redes alcanzan para que ingresen sustancias, toda vez que más que buscar penetrar los cárteles como tales, lo que hacen es determinar sus áreas de acción y eso afecta las colindancias del estado, por lo que ante el tráfico y consumo de drogas y el narcomenudeo, lo que hace la policía estatal a través de las áreas de inteligencia es investigar y descubrir los puntos de venta para proceder a la aprehensión de los implicados, de los que nada se sabe qué fue lo que declararon debido a la “secrecía” del proceso, por consecuencia se desconoce a qué cártel pertenece y cuál es su papel en el mismo.

NO LLEGA LA LUZ

Por más que mira al cielo el diputado local Jesús Morquecho Valdés, no encuentra una señal que le indique qué hacer ante el dilema de seguir en el camino de la derecha o cambiar a la izquierda, por lo que sólo acierta a manifestar que son dos temas distintos, “uno es la contienda electoral fijada para 2018 y otro es el trabajo legislativo”.

Vaya conflicto en que está metido el también presidente del comité estatal del Partido Encuentro Social (PES), ya que por una parte al haber aceptado ser parte del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) lo obliga a seguir sus lineamientos, pero por otra, al crearse la coalición a nivel nacional entre PES, Morena y PT, tiene que ser concluyente en su papel de dirigente partidista y cumplir las directrices de dicha alianza, que son contrarias a las panistas.

Con Acción Nacional, Morquecho Valdés ejerce sus principios, como es el rechazo al aborto y a la unión de parejas del mismo sexo, entre otros, por ende no hay ningún problema ya que aun cuando practiquen una creencia religiosa diferente en el fondo van por las mismas causas.

En cambio, Morena y PT impulsan el aborto y la relación de parejas del mismo sexo, por lo tanto al ir en el mismo barco de la candidatura presidencial el PES está comprometido a pugnar porque se aplique en los estados donde todavía no aparece en su legislación, que es el caso de Aguascalientes.

En la búsqueda de zafarse del aprieto en que se encuentra, Jesús Morquecho considera que si la coalición no se aplica a nivel estatal estará a salvo, no obstante no podrá evitar responder a su posición institucional cuando visite la entidad el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y que por el cargo que ocupa en el PES deba estar presente, porque aunque la alianza no sea a nivel local de cualquier manera sí lo es en el plano nacional.

Además, será interesante observar si hace uso de la tribuna para dar a conocer un posicionamiento de algún tema que involucre a la coalición o al propio AMLO o si hace mutis.

Bien dijo aquel: el que a dos amos sirve, con uno queda mal.

CAMBIO EN SEGOB

Guanajuato es el nuevo destino de Armando Romero Rosales como delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob), luego que por cinco años cumplió la misma función en Aguascalientes, en su lugar quedó Ángel Ochoa Pérez, procedente de Veracruz. La rotación de los funcionarios es parte del programa que emplea la dependencia, lo que de alguna manera oxigena las actividades encomendadas en cada lugar. El licenciado Romero dejó constancia, una vez más, de su profesionalismo y el absoluto respeto a las normas que rigen un cargo de esta naturaleza, al mantenerse al margen de las cuestiones político-electorales y de esta manera ser líder de los demás delegados federales, por lo que esta entidad no registró ningún tipo de acusación de partidos y candidatos por alguna intromisión. La institucionalidad ha sido su norma y es la que seguramente continuará practicando en el vecino estado de Guanajuato.

UN ABRAZO

Con expresiones solidarias se hizo patente el acompañamiento a la licenciada María Alicia de la Rosa López, ante el fallecimiento de su señora madre, doña Alicia López González, acaecido el pasado 23 de diciembre. La actual fedataria fue la segunda presidenta municipal de Aguascalientes, por lo que personajes del medio político, administrativo y social, lo mismo que sus compañeros del Colegio de Notarios, se hicieron presentes en la misa que tuvo lugar en Catedral y a partir de ayer en el triduo de misas a las 20 horas en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en Jardines de la Asunción. Vaya un abrazo por tan lamentable acontecimiento y que encuentre consuelo en los recuerdos que tuvo al lado de su progenitora.