El secretario de Seguridad Pública del Estado, Sergio Alberto Martínez Castuera, aseguró que los límites de la entidad han sido reforzados para que bandas delictivas foráneas no quieran tomar el estado como tierra fértil para sus fechorías.
Indicó que los filtros para detectar personas o grupos se han robustecido, lo mismo que los operativos que se llevan a cabo no sólo en los principales accesos a la entidad, sino en las líneas divisorias con estados vecinos, para evitar que se infiltren aquellos que no vienen de visita, sino con intenciones negativas.
Señaló que los operativos que se han llevado a cabo ya no sólo en la frontera norte del estado, sino en los cuatro puntos cardinales del territorio estatal, están enfocados en disminuir el paso de personas que no están trabajando y ni siquiera tienen una razón que justifique su tránsito por el estado, y por el contrario en ocasiones portan armas blancas punzo cortantes o de otro tipo, así como sustancias ilegales, lo cual da elementos para suponer que su estancia en la entidad no sería para algo positivo.
En ese sentido, el funcionario público refirió que el proyecto denominado C5 anunciado por el Ejecutivo recientemente, manejará 1,500 videocámaras con tecnología de última generación y permitirán tener una cobertura mucho más amplia para el conjunto del territorio estatal.
Se trata de un proyecto que principalmente manejará las estrategias relativas a la seguridad pública, sin embargo, sus alcances serán mucho más amplios, de tal manera que proyectos de movilidad, salud, emergencia y otros, encontrarán base operativa en el mismo sitio y con mayor eficiencia para el conjunto de la población.
En entrevista, Martínez Castuera dijo que tan sólo las cámaras de videovigilancia darán mayores elementos de actuación en materia de seguridad pública, donde a nivel campo seguirá estrecha la coordinación de las corporaciones policíacas a través de un trabajo que logrará extender la cobertura.