Saldo negativo arrojó el ciclo 2017-2018 para los guayaberos, indicó Miguel Martínez Rubio, presidente del Comité Sistema Producto Guayaba, pues el total de la cosecha fue de aproximadamente 50 mil toneladas de este fruto, cuando en promedio se recolectan 100 mil toneladas de guayaba cada ciclo, esto, a causa de distintos fenómenos meteorológicos, como la helada registrada a finales del año pasado.
Reconoció que el año fue bueno para aquellos productores que no sufrieron afectaciones en su cosecha, pues a consecuencia de la baja producción, el fruto se encareció, llegando a cotizarse en el mercado al mayoreo a ocho pesos el kilogramo, cuando su precio en años anteriores oscilaba entre los cinco y seis pesos, dependiendo de la calidad de la guayaba.
Martínez Rubio manifestó que la escasez también fue aprovechada por aquellos productores que exportaron guayaba, pues en el mercado estadounidense este fruto alcanzó precios de hasta 20 pesos por kilo; añadió que los precios más bajos se reportaron en la guayaba que se vende para la industria, que por lo general es la de menor calidad; su costo rondó entre los 2.50 y 3 pesos por kilogramo.
A pesar de los buenos precios, consideró que fue un mal año para los productores, pues los siniestros afectaron a la mayoría de los miembros del gremio, algunos de los cuales perdieron la totalidad de su producción.
Por último, el presidente del Comité Sistema Producto Guayaba expresó que los productores de Calvillo confían en que la próxima temporada puedan recuperarse de los malos números registrados el ciclo anterior; agregó que el ciclo inicia en agosto y concluye en el mes de mayo, si bien, algunos productores podrían iniciar las labores de cosecha desde julio.

¡Participa con tu opinión!