Por Sommelier Jorge Martínez

Sean muy bienvenidos, estimados amigos y lectores de EL HERALDO DE AGUASCALIENTES; como cada semana es un gusto recibirlos aquí en este espacio que compartimos con ustedes, ya estamos en el segundo fin de semana de diciembre, prácticamente se ha terminado este año 2017 y, como siempre, se pasa rápido, así es que vamos a darle un buen final a este año llenos de platillos y bebidas de nuestro agrado, dicho de otra manera, vamos a apapacharnos y a disfrutar al máximo este cierre de mes y de año. Hoy vamos a hacer una botana navideña muy sencilla y muy rica, es una botana que gusta a la gran mayoría y es muy vistosa; bien, la botana navideña será un Arbolito de Navidad hecho a base de queso crema y ostiones ahumados, que además estará forrado con perejil y pimiento morrón rojo; para hacer el maridaje de esta botana vamos a tener 3 opciones muy exquisitas: vino blanco, sidra y vino espumoso. Ya verán qué delicia. Como pueden apreciar, estimados amigos, la sidra también es una buena opción para disfrutar en maridajes de estas fechas decembrinas; hay varios tipos de sidras, las notas dulces que nos regalan son ricas, solamente necesitamos diseñar bien con qué hacer el maridaje, en este caso el queso crema y los ostiones le vienen muy bien, más adelante comentamos el maridaje.
Vamos a poner manos a la obra en la receta. Los ingredientes que necesitamos para esta rica botana son: 3 barras de queso crema, 2 latas de ostiones ahumados, 50 gramos de nuez en granillo, 1 manojo de perejil, 2 pimientos rojos, 1 pizca de sal, 1 pizca de pimienta. El proceso de elaboración es demasiado sencillo, vamos a poner las tres barras de queso crema en un plato normal, en otro plato colocamos las dos latas de ostiones ahumados pero escurridos, una vez que están en el plato, con un cuchillo los prensamos hasta que queden molidos, ya que están molidos los incorporamos al plato que tiene el queso crema, agregamos la nuez en granillo, una pizca de sal y también una pizca de pimienta; mezclamos todo muy bien hasta que queden perfectamente incorporados, llevamos a refrigerarlo por un periodo de 30 minutos o hasta que tenga una textura densa y sea manejable para formar el árbol, cuando esté lista la mezcla la sacamos del refrigerador y formamos un cono como simulando un pino, para forjarlo cómodamente lo pueden hacer con una cuchara y un chuchillo, una vez forjado el cono lo pueden pulir con la parte baja de una cuchara y llevando la cuchara a remojar en un vaso de agua, esto con el fin de que la cuchara pueda pulir bien la superficie; es momento de forrar el cono de queso con el pimiento y el perejil, el perejil deberá estar finamente picado e incorporarlo a la pared del cono con la mano, dejando algunos huecos para colocar también con la mano pequeños cubos de pimiento rojo simulando que son esferas. Como ven es muy sencillo prepararlo, vale la pena invertir este tiempo, será un gran regalo para sus invitados; para acompañar este platillo pueden poner en la base del cono galletas saladas redondas, para que luzcan bien, así hemos terminado nuestro Árbol de Navidad de queso crema .
Excelente, amigos, ahora es momento de comentar acerca del maridaje, como lo mencioné al inicio de este APUNTES DEL SOMMELIER, vamos a hacer maridaje con 3 opciones diferentes, primero con vino blanco. En este caso les quiero recomendar la uva chardonnay, que tiene muy buena estructura, sus aromas y sabores son de buena persistencia, así que es muy probable que haga buena armonía con el queso que es neutral en sabor, las notas del ostión y la nuez se elevarán o puede ser también que sea el vino el que se potencialice, esto depende siempre de cómo se manifieste el vino blanco, es decir, depende de sus características particulares; recuerden que no todos los vinos de la uva chardonnay son iguales, cada uno se manifestará en forma diferente. A continuación vamos a hacer maridaje con la sidra: hay varios tipos de sidra, cualquier de ella es buena opción, y aunque en las sidras dominan las notas dulces, esta también es una buena opción por que harán un maridaje agradable con los ostiones ahumados, las notas dulces y notas ahumadas contrastarán y el resultado será muy interesante y agradable, ya verán que resultará muy interesante. Para finalizar, vamos a hacer maridaje con un vino espumoso, aquí la sensación es diferente, las burbujas de gas carbónico que tiene el vino espumoso hacen un gran trabajo, en verdad es maravilloso hacer maridajes con vinos espumosos, ya que las burbujas logran que los ingredientes en general exploten a todo su potencial y la experiencia usualmente es muy agradable; traten de utilizar un vino espumoso que no sea dulce, la sidra ya ha hecho ese maridaje.
Espero que estos maridajes sean de su agrado y nos vemos en el próximo APUNTES DEL SOMMELIER, la siguiente semana: ¡Salud y buen provecho!

¡Participa con tu opinión!