El presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba, habló sobre la urgencia de invertir recursos en el mejoramiento del rastro capitalino, el cual se encuentra obsoleto. Consideró que a pesar de que tiene problemas de origen, este matadero debe seguir existiendo y debe asegurarse que no sea foco de contaminación solventando algunas carencias.
El líder de los ganaderos informó que en el Rastro Municipal se han comenzado a reparar algunas cámaras de refrigeración y se ha conformado un consejo que ha dialogado con la presidenta municipal para detallar los requerimientos de este espacio del Gobierno capitalino. Con ello se busca vigilar que los recursos que ingresan al rastro sean aprovechados adecuadamente, sobre todo en el área de refrigeración, donde se cuenta con siete cámaras y sólo funcionan dos.
Lo anterior representa un riesgo al no ser suficientes las áreas frías para la conservación de los cárnicos. Por otro lado, comentó que el área de matanza, a pesar de su antigüedad, aún es funcional. Agregó que una cámara nueva de refrigeración cuesta alrededor de 5 millones de pesos.
Guzmán de Alba reconoció que la alcaldesa de Aguascalientes y el secretario de Servicios Públicos, Claudio González, ya se dieron cuenta de esta problemática y acompañados por miembros de la UGRH, han decidido hacer frente a la necesidad de resolver las necesidades de mejora en este matadero para que siga funcionando.
Finalmente, comentó que en la asociación que encabeza son concientes de que no existen los recursos suficientes para hacer las rehabilitaciones rápidas que se requieren en el Rastro Municipal. Por esa razón, los introductores de ganado proponen que a cuenta de maquilas, ellos inviertan en las mejoras necesarias.