Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la inconformidad de los representantes de candidatos, la Comisión de Debates del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ayer el formato y los moderadores del primer debate entre presidenciables.
De manera inédita, el encuentro será moderado por tres periodistas: Denise Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento, quienes podrán interpelar y cuestionar a los participantes.
Otra novedad es que los moderadores harán preguntas basadas en estudios e investigaciones, así como en inquietudes ciudadanas recabadas en encuestas.
Según el formato aprobado, el primer debate, que se llevará a cabo en el Palacio de Minería de la Ciudad de México el 22 de abril, con duración de 1 hora 54 minutos, se dividirá en cuatro bloques para abordar igual número de temas: seguridad, corrupción e impunidad, democracia y grupos vulnerables, y política y gobierno.
Los cuatro bloques, asimismo, serán divididos en dos segmentos: en el primero los moderadores cuestionarán a los candidatos, mientras que en el segundo habrá una mesa de diálogo entre los cuatro candidatos.
En el primer segmento de cada bloque cada uno de los candidatos tendrá 2 minutos con 30 segundos para contestar a los moderadores, quienes a su vez contarán con 30 segundos para hacer preguntas o interpelar; después habrá 4 minutos de réplicas y contrarréplicas entre los candidatos.
En el segundo segmento Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Margarita Zavala debatirán 8 minutos; al finalizar los cuatro bloques, los cuatro candidatos tendrán un minuto para cerrar.
En la presentación del formato del primer debate, que hoy será ratificado por el Consejo General, los representantes de los candidatos acusaron al INE de darles protagonismo a los moderadores, lo cual podría generar sesgos e inequidad.
“Sí consideramos que los moderadores pueden tener un protagonismo que puede generar cierto sesgo, cierta inequidad”, dijo Fernando Rodríguez Doval, representante de Anaya.
“Eso no es un debate, fijemos reglas muy claras a los moderadores”, demandó Jesús Ramírez, representante de López Obrador, y afirmó que más que debate son minientrevistas.
Los representantes de Zavala, Fernanda Caso, y de Meade, el ex consejero Francisco Guerrero, se sumaron a los reclamos.
Ante las críticas, los consejeros Ciro Murayama, Marco Baños, Benito Nacif y Pamela San Martín expusieron que es momento de acabar con los encuentros acartonados y permitir que la ciudadanía, lejos de escuchar monólogos o debates que parecen spots, conozca mejor a todos los candidatos.
“Los moderadores este año no serán cronómetros parlantes”, advirtió Murayama.
La Comisión decidió dejar para próxima semana la aprobación de los formatos de los otros dos debates, pues los representantes de los candidatos pidieron estudiarlos a detalle.

¡Participa con tu opinión!