Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México.- Por 67 votos a favor y 25 en contra, el Pleno del Senado aprobó en lo general y lo particular la Ley de Ingresos que regirá la recaudación del Gobierno federal el próximo año.
La minuta que llegó de la Cámara baja contempla recursos por 5 billones 279 mil 667 millones de pesos, 43 mil 291 millones más de lo propuesto por el Ejecutivo.
De este monto, el 56 por ciento corresponde a la expectativa de captación tributaria y 29 por ciento solamente por el impuesto sobre la renta.
El cálculo del ingreso total se realizó pronosticando un precio de 48.5 dólares por barril para la mezcla mexicana de exportación en lugar de los 46 propuestos, así como un tipo de cambio de 18.4 pesos por dólar en vez de 18.1 pesos.
Previamente, con  90 votos a favor y 29 en contra, el dictamen se aprobó en lo general.
Durante esa votación, los senadores de Oposición criticaron el bajo crecimiento económico, la persistencia de la pobreza en el País, los efectos del gasolinazo y el desvío de recursos federales.
“No puedo votar a favor de un dispendio que ha generado terribles ejemplos de corrupción a nivel federal que no tuvieron la supervisión”, expresó el senador Armando Ríos Piter.
Los legisladores también expresaron su miedo a que la Ley permita la existencia de nuevos gasolinazos o de impuestos similares para financiar la reconstrucción tras los sismos.
“¿De dónde vamos a sacar recursos para atender la emergencia del sismo? Seamos realistas, sin duda será el pretexto perfecto para continuar endeudándonos”, aseveró la senadora Lorena Cuéllar.
Por su parte, el senador Juan Carlos Romero Hicks lamentó que el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, no se presentara en el Senado para hablar con los legisladores sobre las implicaciones del proyecto.