Frente a los abusos de personal de seguridad privada de antros, restaurantes, bares y cotos habitacionales hacia la población capitalina, el secretario del Ayuntamiento y director de Gobierno, Jaime Gerardo Beltrán Martínez, anunció ayer que se procederá a una mayor regulación de esos establecimientos e incluso integrará un padrón de las empresas dedicadas al servicio de vigilancia.
A través de la Dirección de Reglamentos se apretará a todas esas empresas y condóminos que contratan esos servicios de seguridad privada para que se comprometan a salvaguardar la integridad dentro y fuera de sus inmuebles, cuidando a sus clientes, porque los malos tratos van en perjuicio de sus negocios o de la tranquilidad de los espacios habitacionales.
Respecto a la persona que fue encontrada agredida inconsciente fuera de un antro ubicado en segundo anillo al sur oriente de la ciudad, dijo que el asunto se encuentra siendo analizado jurídicamente para proceder en contra de los presuntos responsables; “el personal de los antros, bares o restaurantes no tiene el derecho de golpear a sus clientes”.
Aseveró que la Secretaría del Ayuntamiento ha recibido alrededor de veinte quejas de los cotos o condóminos que contratan los servicios de seguridad privada y no cumplen con la encomienda, incluso se han registrado situaciones de robos a los domicilios.
Por esta razón, el Ayuntamiento de la capital se allegará de la información pertinente en las siguientes semanas para definir las estrategias relativas a la competencia municipal, si bien recordó que el control de las compañías de seguridad privada es facultad del Gobierno del Estado.
Por último, Jaime Gerardo Beltrán Martínez recalcó que los casos que se han registrado de golpes a clientes de antros y bares no han terminado bien, motivo por el cual es indispensable intervenir para prevenir y controlar los abusos en que pueden incurrir determinados empleados de empresas de seguridad privada.