Impulsar el estudio del inglés como segundo idioma, permitirá a los profesionistas ser más competitivos y acceder a las oportunidades que otorga saber comunicarse con uno de los países más ricos y poderosos del mundo, señaló Francisco Javier Avelar González.
El rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes consideró que todo esfuerzo en ese sentido y que se dirija no sólo a los profesionistas, sino a la población en general, refleja una visión integral sobre nuestra concepción del contexto económico, social y educativo del mundo contemporáneo.
Especialmente, dijo, un esfuerzo institucional por mejorar las probabilidades de que los mexicanos sean competitivos en dicho mundo, pues no se trata de una moda, sino de una necesidad real.
Esta necesidad se ve reflejada en la gran cantidad de escuelas privadas de idiomas, dedicadas preponderantemente a la enseñanza del inglés, pues finalmente es la llave para tratar de acceder al país que no sólo es rico y poderoso, sino uno de los que mejor sabe diversificar sus recursos económicos, tanto en intercambios comerciales como en programas educativos, de investigación y deportivos, como es Estados Unidos.
En ese sentido, Avelar González expuso que, considerando la importancia actual del inglés como lengua común en el plano internacional, una responsabilidad de las instituciones de educación del país es ofrecer a la ciudadanía la oportunidad de aprender bien dicha lengua.
Esto, porque mientras más preparada o competente sea la población y mientras menos barreras comunicativas tenga en este mundo globalizado, mayores oportunidades tendrá para acceder a una vida con estabilidad económica y de crecimiento profesional.
En tal sentido, reconoció que la tarea para las instituciones es doble: por un lado, se debe preparar a la gente para competir de la mejor manera en esta aldea global, donde muchos empleos y oportunidades de crecimiento económico son disputados por personas de muy diversos países y, por otra parte, se debe hacer lo posible por que las opciones de aprendizaje de lenguas sean amplias y, sobre todo, por rescatar las variantes lingüísticas de la propia nación.