Un desquiciado sujeto que abusaba sexualmente de su hijastra, una niña de apenas 8 años, fue capturado por agentes de la Fiscalía General del Estado, en cumplimiento a una orden de aprehensión en su contra.
Se trata de Ponciano, quien ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
La pequeña víctima fue ultrajada sexualmente por su padrastro, desde el pasado mes de octubre del 2016.
En fecha reciente, la niña le confesó a una amiga de su progenitora, esposa del imputado, lo que éste le hacía cada vez que su mamá no se encontraba en la casa.
Tras las investigaciones realizadas por agentes ministeriales de la Unidad Especializada en Atención Integral a las Mujeres, se logró establecer que el sospechoso Ponciano, también había abusado sexualmente de su propia hermana.
Una vez que la agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Atención Integral a las Mujeres recabó los datos de prueba, además de los trabajos realizados por la Dirección General de Investigación Pericial y del Departamento de Atención Psicológica del Centro de Justicia para las Mujeres, fue que se logró que un Juez de Control girara una orden de aprehensión en contra del sospechoso.
Durante el desarrollo de las investigaciones, se estableció que la mamá de la víctima no tenía ningún conocimiento de la situación.
Asimismo, al enterarse una de las hermanas de Ponciano, de que éste estaba siendo investigado por haber abusado sexualmente de su hijastra de 8 años, la joven reveló que años atrás, su hermano también la había atacado sexualmente, pero que guardó silencio para evitar problemas familiares.
Fueron agentes del Grupo Especializado en Mandamientos Judiciales de la PME, quienes lograron la captura de Ponciano, en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de atentados al pudor.
Cabe destacar que una vez que personal especializado del área de psicología adscrito al Centro de Justicia para las Mujeres realizó técnicas de entrevista infantil y kinésica, estas arrojaron datos de prueba idóneos que una vez analizados e interpretados científicamente, corroboraron la versión de la niña.
El pasado viernes se llevó a cabo la audiencia inicial donde la FGE a través del agente del Ministerio Público, formuló la imputación directa en contra de Ponciano por el delito de atentados al pudor.
En base a las pruebas aportadas, el Juez de Control dictó auto de vinculación a proceso, además de decretar la medida cautelar justificada de prisión preventiva, señalándose el término de 3 meses para el cierre de la investigación complementaria.

¡Participa con tu opinión!