MONTERREY, N.L.-Las polémicas declaraciones de su padre Vicente Fernández, quien rechazó un trasplante de hígado por temor a que fuera de un homosexual, al «Potrillo» le valen e incluso lo apoya.
Al salir de su concierto en el Dome Care de Monterrey, la madrugada de ayer, Alejandro Fernández se pronunció por primera vez respecto a los comentarios de Chente que despertaron las críticas del público.
Amable y sonriente, el intérprete bajó un poco la ventana de la camioneta que lo trasladó para hablar durante un minuto con los medios.
¿Qué opinas de las declaraciones de tu papá?, se le cuestionó entre el tumulto.
«No sé qué dijo», respondió el cantante de 48 años.
Que no quiso el trasplante por temor a que fuera de un homosexual, se le comentó.
«Ah, está bien, no mamen», agregó el cantante con desenfado.
¿Lo apoyas?, se le insistió.
«A mí me vale ver…», expresó Alejandro, aunque ésta última palabra la dijo sólo moviendo los labios.
«Querían ponerme un hígado de otro cabrón. No, yo no me iba a dormir con mi mujer con el hígado de otro güey. Ni sé si era homosexual o drogadicto», fue la declaración de Vicente que molestó a muchos. (Paula Ruiz y Lorena Corpus/Agencia Reforma)