Brenda Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- A Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina la música y sus compromisos sociales los unieron.
En su visita a México y frente al movimiento feminista que ocurrió esta semana en el País, la dupla de artistas españoles aplaudieron las acciones de las mujeres, pues reconocieron el esfuerzo que implican.
«Soy una persona que vive muy de cerca el progreso y me satisface mucho. Es un proceso complejo porque conseguir justicia es difícil por tener que romper con barreras económicas, sociales y religiosas”.
«Para que las cosas avancen hace falta mucho, pero sobre todo necesitamos que la mentalidad sea la que avance en ese sentido y que todo lo que debe ser justo, sea justo», expresó Serrat, quien en 2006 participó en el concierto No Más Feminicidios, en contra de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.
Apoyando esta postura, Sabina aprovechó para recalcar que sus canciones no son misóginas, luego de recibir en años recientes duras críticas de Laura Viñuela, musicóloga y consultora en cuestiones de género.
«Cuando han dicho lo de la misoginia, quisiera decir que en mis canciones, aunque parezca que estoy hablando en primera persona todo el tiempo, no es así.
«Lo que hago es poner una foto en la calle y hablar como lo hace la gente. En ese terreno podemos no estar de acuerdo, pero yo no soy quien habla. Para mí, de todas las revoluciones, quiero aplaudir a la feminista, porque es la única que está dando pasos de gigante», puntualizó Sabina.
Sin dejar de lado lo social, los españoles están enfocados actualmente en los conciertos de su gira No Hay Dos Sin Tres, tercera que realizan en conjunto y con la cual están de regreso en el País.
Los cantautores pisarán mañana y el sábado el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México. «Lo que más nos gusta y emociona de estos conciertos a dos voces es poder cantar las canciones del otro, porque eso no es muy habitual», adelantó Sabina.