Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral federal revocó la resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena que invalidó la elección de la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, a cargo de la bancada del mismo partido.
Los magistrados de la Sala Superior consideraron que esa comisión no tiene atribuciones para decidir sobre aspectos relacionados con grupos parlamentarios o legisladores.
«No existe una competencia de la Comisión de Honestidad y Justicia del partido para incidir en este tema legislativo. De tal suerte, lo que se busca aquí es garantizar que el Congreso, en específico la Cámara de Senadores, realice sus funciones, de acuerdo a la independencia que le otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
«El fundamento invocado por la Comisión para justificar su competencia es erróneo, porque la normativa limita su competencia en los asuntos internos del instituto político, sin que se advierta disposición expresa que le permita conocer de aquellos aspectos vinculados con las fracciones parlamentarias o los legisladores», expuso en la sentencia el magistrado presidente Felipe Fuentes, ponente del caso.
Los magistrados resolvieron dos recursos legales interpuestos por los senadores Ricardo Monreal y Mónica Fernández.
La senadora fue nombrada presidenta de la Mesa Directiva, tras una elección impugnada ante la comisión partidista por el senador Martí Batres, presidente saliente de ese órgano legislativo.
Dicha comisión ordenó reponer la elección del grupo parlamentario.
Los recursos de Monreal y Fernández fueron ingresados como juicios electorales, y los magistrados aprobaron que se reencausaran y resolvieran como juicios de protección de los derechos político electorales de los ciudadanos.
A pesar de que la nueva Mesa Directiva del Senado fue elegida el 31 de agosto y se aprobó que Fernández la presidiera, los magistrados consideraron necesario que el caso no se dejaba sin materia, porque tiene relación con un control de constitucionalidad de lo sucedido.