Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Javier Duarte apeló la condena de 9 años de prisión y la multa de 58 mil 890 pesos, impuesta por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, derivado de los presuntos desvíos del erario de Veracruz.
Fuentes del Poder Judicial de la Federación informaron que el ex Gobernador presentó su impugnación ante el juez de control Marco Antonio Fuerte Tapia, en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte.
El impartidor de justicia turnará el recurso del ex mandatario de Veracruz a un tribunal unitario de la Ciudad de México, el cual determinará si el castigo queda firme, se revoca, modifica u ordena la reposición.
Si el fallo de la segunda instancia no es favorable para Duarte, éste aún tendrá la posibilidad de presentar una demanda de amparo directo, mismo que tocará resolver a un tribunal colegiado como última instancia.
De acuerdo con las fuentes consultadas, aunque tenían posibilidad de hacerlo, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no apelaron la sentencia condenatoria contra Duarte.
Si bien la condena del ex Gobernador comprende varios aspectos, según la información obtenida, su recurso de apelación está encaminado a combatir la pena de prisión.
En la sentencia dictada el 26 de septiembre por el juez Fuerte Tapia, además de la pena corporal se impuso a Duarte una amonestación para que no vuelva a incurrir en un delito y la suspensión de sus derechos políticos y civiles durante el tiempo en que permanezca en prisión.
El juzgador descartó condenarlo a la reparación del daño, debido a que los delitos imputados no lo contemplan, y a la inhabilitación de cargos públicos por el plazo de su pena de prisión, en este caso porque la PGR retiró su solicitud para imponerle dicha sanción.
El otro aspecto relevante de la condena es el decomiso de 40 inmuebles en Campeche, Guerrero, el Estado de México y la Ciudad de México, aunque en este caso el propio sentenciado dijo la semana pasada que ninguno es suyo y no tenía ningún interés en reclamarlos.
Si el castigo no es modificado en las instancias de apelación y amparo, de todas formas Duarte tendrá el derecho a solicitar su libertad anticipada en octubre del año 2021, cuando ya haya cumplido el 50 por ciento de su castigo.