José de Jesús López de Lara

El bebé que fue localizado vivo el pasado domingo por la tarde en un jardín público ubicado en el fraccionamiento Primavera, ya fue identificado. Resultó ser hijo de una joven mujer de 16 años, cuyo cadáver fue encontrado el pasado lunes por la tarde en el municipio de Genaro Codina, en Zacatecas.
La mujer fue asesinada. Los criminales la degollaron y tiraron su cadáver en una terracería que conduce al poblado de Santa Inés, por lo que la Fiscalía General de Zacatecas ya investiga el feminicidio.
La FGE de Zacatecas, informó que el martes a las 11:00 de la mañana, acudieron los papás de la joven al Semefo de la ciudad de Zacatecas donde reconocieron plenamente el cadáver de la adolescente que fue identificada como Litzy Sarahí, de apenas 16 años.
Se estableció que la joven y su hijo de 3 meses, habían desaparecido misteriosamente el pasado sábado a las 19:00 horas, cuando salió de su domicilio ubicado en la ciudad de Zacatecas, con la finalidad de encontrarse con una mujer que supuestamente le iba a regalar ropa para el bebé.
La cita fue en el Jardín “Niños Héroes”, en la calle Rayón, de la zona centro de Zacatecas, hasta donde llegó un automóvil color negro que abordaron la joven y su hijo, siendo a partir de ese momento en que se desconoció su paradero.
El domingo por la tarde, policías preventivos de Aguascalientes localizaron a un bebé en una jardinera del mercadito “Primavera”, que se ubica en la calle José María Arteaga, entre las calles México y Gran Avenida, en el fraccionamiento que da nombre al mercado. Gracias a la difusión del rostro del bebé en las redes sociales y medios de comunicación, fue identificado el pequeñuelo por sus familiares en Zacatecas.
El mismo lunes por la mañana arribaron a Aguascalientes un grupo de agentes ministeriales de Zacatecas y los papás de Litzy Sarahí, de nombres Verónica y Sergio, quienes identificaron al pequeño como su nieto. Sin embargo, no se les ha entregado hasta el momento, ya que se espera confirmar la identidad a través de pruebas de ADN.
El papá del bebé, identificado como Luis, de 21 años, se encontraba trabajando en Chihuahua desde hace tres semanas, por lo que se le han brindado todas las facilidades para su traslado a Aguascalientes y se pueda realizar la prueba de ADN.
Cabe destacar que en Aguascalientes, las investigaciones de este caso las realizan agentes del Centro de Justicia para Mujeres de la FGE, ya que todos los elementos conocidos y recabados señalan este cobarde y doloroso crimen como feminicidio, sin que hasta el momento hayan podido establecerse los móviles del mismo; mientras tanto existen acciones coordinadas para la investigación realizadas por agentes de Homicidios y del Grupo de Personas Desaparecidas de la Fiscalía de Zacatecas.