Aumentan las afectaciones por la granizada en Cosío. Juan Ramón Hernández, representante de los productores de uva de la región, informó que los viticultores estiman pérdidas en 50% de la producción de vid en las comunidades de Refugio de Providencia, Refugio de Agua Zarca y otros sectores del municipio, sin embargo, los escurrimientos de la fruta dañada podrían aumentar las mermas económicas.
Detalló que la zona afectada es de aproximadamente 270 hectáreas de cultivo de vid, parcelas en las cuales se tienen registros de un promedio de producción de 20 toneladas por hectárea; añadió que por lo anterior, 2 mil 700 toneladas de las 5 mil 400 que tenía proyectadas cosechar el presente año se perdieron.
Juan Ramón Hernández subrayó que a causa de este fenómeno meteorológico se vieron afectados un aproximado de 70 productores de uva de la región, en su mayoría pequeños, pues sus parcelas tienen en promedio una extensión de 2 a 3 hectáreas; agregó que el grueso de ellos se dedican a la producción de uva de mesa, en particular a la variedad denominada globo rojo, y se encuentran en una situación crítica porque perdieron el sustento de todo un año.
Mencionó que para evitar que se pudra más fruta a consecuencia de los escurrimientos de la uva dañada, han comenzado la aplicación de fungicidas, así como de azufre para sellar las heridas de las frutas; a pesar de ello, persiste el riesgo de que se pudran el resto de las vides, aumentando la afectación y las pérdidas para los vinicultores, porque la uva será de menor calidad y tendrá un valor más bajo en el mercado.
Finalmente, el representante de los productores de uva de Cosío manifestó que ya solicitaron apoyos a la Sagarpa para la reconversión de cultivos, para que aquellos productores que plantaron parras este año reciban un apoyo económico para mantenerse en la actividad vitícola; además, autoridades de la Sedrae realizan una valoración para determinar cuáles parcelas podrían ser apoyadas con el seguro catastrófico.